Bandera de Dinamarca

En la primera decisión de este tipo, la Corte de la Ciudad de Copenhague, Dinamarca, sentenció a una mujer de nacionalidad eslovaca a ser deportada por pedir limosna en las calles.

“Puede parecer muy duro deportar a una persona por pedir limosna, pero el hecho es que pedir limosna es ilegal en Dinamarca”, manifestó en un comunicado de prensa la fiscal Anne Jacobsen sobre este caso que, según la policía, es la primera decisión judicial de su tipo.

En efecto, en Dinamarca pedir dinero es ilegal y se trata de una actividad sancionada con hasta seis meses de prisión si la persona ya recibió una o varias advertencias. En el caso, la mujer eslovaca ya había recibido varias advertencias por lo que antes de ser deportada deberá cumplir una condena de 40 días de prisión.

Como agravante del caso, durante el proceso salió a la luz pública que esta mujer había emigrado al país nórdico con el propósito de mantenerse de las limosnas que recibiera en la calle.

Esta decisión seguramente desalentará a los inmigrantes que piden dinero en las calles danesas, aunque es probable que muchos de ellos lo hagan por necesidad y no, como esta mujer, por “comodidad”.

Más información thelocal.dk

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net