Salón de clases de escuela

La Corte Suprema de Canadá puso fin a una disputa de casi quince años entre el gobierno de Columbia Británica y la federación de maestros de la entidad, concediendo la razón a estos últimos y obligando al gobierno a restaurar cláusulas al contrato colectivo que por decisión del gobernador Gordon Campbell fueron eliminadas en 2002. Así, este fallo significa la contratación de cientos de maestros.

En 2002, mediante la aprobación de una ley, se eliminaron ciertas cláusulas de los contratos de los maestros, como el máximo de alumnos por salón por grado escolar o máximo de alumnos especiales por salón, para luego aprobarse otra ley que prohibía a los maestros volver a negociar esos aspectos en el futuro.

El caso fue llevado por los sindicatos del magisterio a los tribunales. Si bien la sentencia de primera instancia les fue favorable, la Corte de Apelaciones de Columbia Británica falló a favor del gobierno en 2015.

Ahora la Suprema Corte de Canadá concede la razón a los maestros, restaurando el contrato de trabajo con las previsiones que contenía en 2002, lo que significa que el gobierno deberá contratar a cientos de maestros e invertir entre 250 y 300 millones de dólares canadienses más cada año en la educación.

De acuerdo con la asociación de maestros, desde 2002 se perdieron 1,700 maestros especialistas, que incluyen maestros-bibliotecarios, consejeros escolares, maestros de educación especial, especialistas en enseñanza del idioma inglés, y educadores nativos.

Lo anterior porque con la ley de 2002 se expandió el número máximo de estudiantes por clase. Así, en kindergarten, en 2002 el máximo de niños era de 20, y se amplió a 22; en los tres primeros años de primaria el máximo era de 22 y se amplió a 24; y si bien el máximo de alumnos en los tres últimos años de primaria era variable, actualmente hay salones con 30 estudiantes por salón o más.

La secundaria tenía en 2002 un límite máximo de 24 alumnos por salón y hoy en día pueden rebasar de 30.

Además, en 2002 el número de estudiantes con necesidades especiales por aula no podía exceder de 3 sin que se establecieran provisiones especiales como la presencia de otro adulto en el salón de clases. Actualmente el número de salones con cuatro o más niños con necesidades especiales en de 16,516 y con siete o más, es de 4,163.

Si bien los maestros están deseosos de que se restauren las previsiones de 2002, los cambios no serán inmediatos. Durante la negociación de contrato de 2014, al que se llegó tras una huelga de seis semanas, se incluyó una cláusula que dispone que en caso de que se entregue un fallo que restaure las cláusulas de 2002, como es el caso, las partes reabrirán las negociaciones en esas secciones que se relacionan con el Fondo Educativo creado para apoyar a los salones de clases con muchos niños o con niños con necesidades especiales. Ambas partes negociarán conforme a las disposiciones de 2002 y el Fondo Educativo seguirá en efecto hasta que lleguen a un acuerdo sobre la implementación o se hagan los cambios pertinentes.

Por lo pronto el ministro de finanzas de Columbia Británica, Mike de Jong, declaró la semana pasada que las negociaciones se emprenderían lo más pronto posible.

Más información vancouversun.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net