Taza de café y periódico

El jueves de esta semana, el panel de tres jueces que en Indonesia revisó un mediático caso de homicidio que involucró a dos jóvenes de clase económica privilegiada, concluyó el proceso con la culpabilidad de la acusada, Jessica Kumala Wongso, por el homicidio de su amiga Wayan Mirna Salihin al haber envenenado con cianuro su café helado vietnamita y la sentenció a 20 años de prisión.

Jessica, quien es indonesia, pero tiene residencia permanente en Australia, se hizo amiga de Wayan cuando ambas estudiaban en Sídney, Australia, en la escuela de diseño Billy Blue College of Design. De acuerdo con los hechos expuestos por la fiscalía, Jessica envenenó con cianuro el café helado vietnamita que Wayan tomaba mientras estaban de compras en el lujoso complejo comercial Gran Indonesia en Yakarta.

El caso generó mucho interés en Indonesia y Australia, país este último que colaboró con las autoridades de Indonesia en la captura y extradición de Jessica Kumala Wongso, previa declaración por escrito de las autoridades indonesias de que en este caso no se aplicaría la pena de muerte, sanción que se suele imponer en casos de homicidio.

Aunque tras el veredicto, el homicidio de Wayan a manos de Jessica por envenenamiento por cianuro es la verdad legal, el proceso ha dejado muchas dudas pues la evidencia que hay en contra de la sentenciada es circunstancial pues no consta que haya contaminado eL café de su amiga con alguna sustancia y, más aún, ninguno de los tres forenses que testificaron pudieron asegurar que la muerte de la víctima haya sido por envenenamiento con cianuro.

Uno de estos expertos que testificó fue el patólogo forense australiano Beng Beng Ong, quien declaró durante su deposición que “la causa de la muerte debido a envenenamiento por cianuro es muy poco probable”. De esta forma explicó que en casos de envenenamiento por cianuro se suelen encontrar altos niveles del veneno en el estómago de la víctima, a veces hasta 1000 miligramos por litro, además de restos del veneno en hígado e intestinos. Sin embargo, en el caso se encontraron solo 0.2 miligramos de cianuro en el estómago de la víctima y ningún rastro en sus demás órganos.

“No sospecharía que fue cianuro, consideraría otras causas, incluyendo la muerte por causas naturales”, concluyó el patólogo forense.

La fiscalía, sin embargo, expuso que se trató de un homicidio cruel y meticulosamente planeado, derivado de una desavenencia entre las amigas por el novio de una de ellas. Y conforme a la exposición de la parte acusatoria han fallado los jueces.

“La acción de la acusada fue deplorable y sádica porque lo cometió en contra de su propia amiga”, declaró el juez Kisworo, presidente del panel de jueces, añadiendo que “la acusada no se arrepintió de su acción y declaró no haberlo cometido”.

De acuerdo con los medios presentes en la sala judicial, Jessica Kumala Wongso permaneció impasible mientras se leyó el veredicto, pero declaró a los jueces: “No puedo aceptar este veredicto, es muy injusto”.

Posteriormente, su equipo de abogados declaró que apelarán este veredicto.

Más información thestar.com.my

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net