Fachada de la Corte Penal Internacional en La Haya

Jean-Pierre Bemba Gombo, ex vicepresidente de la República Democrática del Congo y sentenciado a 18 años de prisión por delitos de lesa humanidad y crímenes de guerra, fue encontrado culpable de varios delitos en contra de la administración de justicia, entre ellos, los falsos testimonios presentados durante su proceso ante la Corte Penal Internacional, CPI.

Jean-Pierre Bemba Gombo fue sentenciado por la Sala III de la CPI el pasado mes de junio al haber sido encontrado culpable de haber utilizado a las milicias de su país para aterrorizar a la población civil, utilizando la violación como principal medio de coerción. Se trata de una sentencia que está siendo apelada.

En un caso paralelo, la fiscalía lo acusó de haber sobornado testigos que presentaron testimonio durante su proceso principal. Junto con él, fueron acusados otras cuatro personas, cercanos colaboradores, que también fueron encontradas culpables de delitos en contra de la administración de justicia por la Sala VII de la CPI este pasado miércoles 19 de octubre.

El veredicto de culpabilidad fue leído por el juez Bertram Schmitt en presencia de los cinco acusados, quienes, de acuerdo con los medios, escucharon impasibles.

“Ningún sistema legal en el mundo puede aceptar el soborno de testigos, la inducción a testigos para que mientan o el asesoramiento de testigos”, declaró el juez quien agregó que “el veredicto de hoy envía el claro mensaje de que la corte no está dispuesta a permitir que sus procedimientos sean obstaculizados o destruidos”.

Este es el primer proceso que ante la CPI se lleva por delitos en contra de la administración de la justicia y la acusación formal se presentó después de que la fiscalía hubiere sido alertada de que se estaban corrompiendo a los testigos durante el proceso principal que inició el 22 de noviembre de 2010.

Si bien algunos de los coacusados fueron absueltos de ciertas acusaciones, los cinco fueron encontrados culpables en mayor o en menor medida. En lo particular, el otrora poderoso líder congolés de 53 años de edad fue encontrado culpable de haber pedido a 14 testigos de la defensa de que otorgaran falso testimonio.

Respecto de la sanción, el Estatuto de Roma, documento que fundamenta los procedimientos de la Corte, establece que por este tipo de delitos caben penas de hasta cinco años de prisión o una multa. Así, la pena será dada a conocer en fecha posterior por los jueces.

Esta sentencia puede ser apelada por la fiscalía o la defensa en un plazo de 30 días.

Más información icc-cpi.int

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net