Mapa de África Central

Ante la Corte Internacional de Justicia, CIJ, con sede en La Haya, Países Bajos, este lunes iniciaron los tres días de audiencias sobre el caso presentado por Guinea Ecuatorial en que piden se ordene a Francia desechar el caso en curso en contra del vicepresidente del país africano, Teodorin Obiang, hijo del presidente, por enriquecimiento ilícito y el uso indebido de decenas de millones de dólares de fondos públicos.

Se trata de un proceso penal según el cual el actual vicepresidente de Guinea Ecuatorial está citado para comparecer ante el tribunal el próximo 24 de octubre y responder las acusaciones que se le hacen de haber saqueado las arcas del estado para sostener su lujoso estilo de vida.

En 2012, derivado de una denuncia, las autoridades francesas hicieron un operativo en el que catearon la mansión de los Obiang en la exclusiva Avenue Foch de París, embargando el inmueble y decomisando otras propiedades encontradas como una flotilla de autos de lujo que incluían dos Bugatti Veyron y un Rolls-Royce Phantom.

También se llevaron camiones de mudanza llenos de valiosos objetos como diversas obras de arte, un reloj de 4,2 millones de dólares y varias botellas de vino valuadas en miles de euros por botella.

El gobierno de Guinea Ecuatorial ha argumentado que la residencia es una misión diplomática y que por ello las autoridades francesas no tienen ningún derecho sobre ella.

Ante la Corte Internacional de Justicia, el abogado del gobierno del país africano, Michael Wood está argumentando que el vicepresidente Obiang tiene inmunidad diplomática y que por ello no debe ser procesado por Francia.

Teodorín Obiang fue nombrado vicepresidente por su papá, Teodoro Obiang, presidente en funciones desde 1979, el pasado mes de junio, dos años después de que en Francia se presentó la primera acusación penal en su contra. Teodoro Obiang ganó una nueva reelección el pasado mes de abril con el 93.7 de los votos.

El enviado del gobierno de Guinea Ecuatorial, Carmelo Nvono Nca, denunció ante la Corte en La Haya la “injusta e insultante manera en que nuestro país esté siendo tratado por Francia”.

“El daño potencial a los derechos soberanos de Guinea Ecuatorial es serio e inminente”, dijo el enviado del gobierno de Malabo, capital del país.

Por su parte, el abogado Wood explicó que “el proceso en curso en contra del vicepresidente de Guinea Ecuatorial, encargado de la defensa nacional y la seguridad del estado, representa un riesgo real e inminente” a los derechos del país, debido a que las autoridades francesas pueden “en cualquier momento y sin noticia previa…emitir una orden de arresto que pueda ser ejecutada en Francia o en el extranjero”, lo que significaría que Obiang quede “incapacitado para viajar libremente para ejercer sus funciones oficiales”.

Lo anterior, explicó el abogado, causaría un daño “irreparable” a “la presencia mundial” de Guinea Ecuatorial y a sus relaciones internacionales.

Recientemente, Guinea Ecuatorial, ex colonia española localizada entre Camerún y Gabón, se convirtió en el tercer mayor productor de petróleo de África Subsahariana, industria de la que procede más el 70 por ciento de los ingresos del país. Se trata de una riqueza que no ha llegado a todos ya que, si bien el ingreso nacional per cápita es de más de 10,000 dólares para la población de menos de un millón de personas, más de la mitad vive con menos de 2 dólares al día.

En 2014 el país quedó en el lugar 144 del Índice de Desarrollo Humano y de acuerdo con cifras de la ONU menos de la mitad de la población tiene acceso a agua potable y el 20 por ciento de los niños mueren antes de cumplir los cinco años de edad.

Más información africareview.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen rodadas.net