Marcha de abogados de Camerún de junio de 2016

Los abogados de Camerún iniciaron esta semana un boicot de cuatro días por lo que llaman la incapacidad del gobierno de responder a sus demandas y mantener una actitud negativa hacia la práctica del derecho consuetudinario. Para ello, los casi 1,000 miembros de la Asociación de Abogados de Camerún enviaron al presidente Paul Biya una carta en la que le recuerdan que no se ha dado respuesta a sus inquietudes manifestadas hace dos años.

El problema deviene del hecho de que Camerún tiene un doble sistema judicial. Por un lado, se practica el derecho consuetudinario inglés, heredado de Camerún Occidental, y por el otro el sistema judicial francés, heredado de Camerún Oriental.

Pese a que los territorios que eran controlados por los británicos y los franceses se unieron en 1972 para dar paso a la Federación de Camerún, que en 1984 se transformó en la República de Camerún, los sistemas han coexistido, pero en un intento de ser armonizados, la comunidad jurídica acusa al gobierno de estar minando el sistema jurídico del país.

“No tenemos ningún problema con la armonización, pero no debe ser usada como un medio para impedir o divertir la norma constitucional que se refiere al sistema bi-judicial del país”, declaró el abogado Nkongho Felix Agbor Balla, signatario de la carta enviada al ejecutivo.

Si bien saben que ciertas peticiones que se hacen no se pueden implementar en el corto tiempo, piden que se empiecen a tomar medidas para respetar la práctica profesional del Derecho y que se empiece por la redistribución de los magistrados civiles de las jurisdicciones del noreste y del sureste.

El año pasado los abogados enviaron un ultimátum de seis meses al presidente Biya para que se regresara al sistema federal instaurado desde 1972, para que se protegiera el subsistema de Derecho Consuetudinario, para que se respetara el sistema bi-judicial y para que se protegiera el sistema educativo anglosajón en las dos regiones de habla inglesa, sin embargo, ninguna de estas demandas ha sido cumplida.

Analistas opinan que es muy difícil que sus demandas sean escuchadas en estos momentos pues el presidente Paul Biya, en el poder desde 1982, no ha regresado al país desde que el pasado mes de septiembre saliera para asistir a la reunión de la Asamblea General de la ONU y es difícil que se tomen decisiones tan importantes en su ausencia.

Sin embargo, el abogado Balla declaró que la Asociación de Abogados a la que pertenece cuenta con un comité que está preparando una estrategia en caso de que las demandas no sean cumplidas, en lo que llamó un Plan B, del que no dio a conocer detalles.

Más información africareview.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen de africareview.com