Arantxa Sánchez Vicario, la exitosa tenista española, galardonada con el premio Príncipe de Asturias de 1998, fue condenada por el Tribunal Supremo a pagar 3,5 millones de euros a hacienda (5.1 millones de dólares aproximadamente).

El fisco español la acusó de no haber pagado sus impuestos entre 1989 y 1993, período en que se calcula que la atleta ganó 3.6 millones de euros al año. En un litigio que duró 14 años, la tenista se defendió con el argumento de que su residencia oficial estaba en Andorra y que como tal su obligación de pagar impuestos era por una cuota menor a lo que corresponde a los residentes en España. Para acogerse a dicha reducción impositiva se tiene que vivir por lo menos 183 días del año en Andorra.

Samantha Tumpach es una mujer de 22 años, residente en Chicago, que fue sentenciada a tres años de prisión por haber garbado en el cine ciertas escenas de la película Luna Nueva.

La idea de Samantha era hacer un video con ciertas escenas para el cumpleaños de su hermana y por eso llevó una cámara digital al cine y grabó partes de la película. Lo que no sabía era que hacer eso es un delito que al tratar de evitar la piratería condena a quien filme películas en el cine hasta a tres años en la cárcel.

Liliane Bettencourt, de 87 años, y principal accionista de L’Oréal es una amiga muy esplendida, y al fotógrafo Francois-Marie Banier, de 62 años, le ha hecho obsequios por valor de mil quinientos millones de dólares.

Esto ha llevado a su hija, Françoise Bettencourt-Meyers, que hace tiempo que no tiene contacto con la anciana, a cuestionar la capacidad de su madre para seguir administrando su fortuna, por lo que ha iniciado un proceso legal para que sea declarada irresponsable y se le designe un tutor legal que administre su millonaria fortuna.

El cantante y compositor estadounidense Stevie Wonder, fue nombrado el 3 de diciembre como Mensajero de la Paz de las Naciones Unidas.

Recibió el nombramiento de manos de Ban Ki-moon, Secretario General de ONU, en el merco de los festejos por el Día Internacional de las Personas con Discapacidad.

Roonie Wood, guitarrista de 62 años de los Rolling Stones, fue detenido por la policía de Surrey, en el sudoeste de Inglaterra, por agresión.

Sin haber dado mayores detalles, el portavoz de Woods declaró que había sido detenido tras un incidente, información que fue corroborada por la policía local que declaró que se trataba de agresión doméstica.

En el marco de la Conferencia de Copenhague respecto del cambio climático que se celebrará del próximo 7 al 18 de diciembre, el Programa de la ONU para el Medio Ambiente (PNUMA), estrenará una película producida por Bob Dylan.

Se trata de un documental que presenta diversas grabaciones del músico así como fotografías sobre los efectos del cambio climático y plantea la necesidad de tomar medidas urgentes que conlleven a políticas mundiales para detener el cambio climático y cambien el enfoque del aprovechamiento de los recursos naturales y el desarrollo económico de los países.

El Príncipe Carlos de Inglaterra ha sido llamado como testigo en una demanda de altos vuelos en Londres.

Se trata de la demanda que por incumplimiento de contrato interpusieron dos hermanos, Nick y Christian Candy, importantes desarrolladores inmobiliarios, en contra de la familia real de Qatar.

Tareq y Michaele Salahi son los personajes que han causado verdadero revuelo en Washington DC tras colarse la semana pasada a la primera cena de estado de esta administración en la Casa Blanca.

Su intrusión se hizo pública cuando colocaron fotografías del evento en la egoteca más grande que existe en la actualidad, Facebook, con la intención de ser vistos y quizá envidiados por sus “amigos”.

En Chile, un país que como México, vive, come y respira fútbol, la amenaza de la FIFA respecto de vetar la participación de su selección nacional en juegos internacionales, incluido el Mundial del 2010, detuvo el aliento de los chilenos por 72 horas.

La Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) lanzó la advertencia después de que un equipo local introdujera una demanda ante tribunales estatales para evitar su descenso a segunda división. Lo anterior ya que el reglamento de la FIFA no acepta que tribunales externos a la federación intervengan en la resolución de conflictos relativos a conflictos de fútbol.