En el intento por regular con mayor justicia los derechos de autor, las autoridades británicas proponen, en una medida parecida a la controvertida ley francesa Hadopi, que se suspenda la conexión a Internet de las personas que realicen descargas ilegales de música.

La Coalición británica de artistas, FAC por sus siglas en inglés (Featured Artists Coalition), se ha manifestado en contra de dicha iniciativa en las voces de los integrantes de Blur, Radiohead y Pink Floyd.

Ed O’Brien, guitarrista de Radiohead, declaró que cada generación tiene una forma diferente de acceder a la música y que esta generación ha encontrado a través de Internet la manera de escuchar música. Con este tipo de declaraciones han dejado ver a las autoridades que su propuesta también desincentivaría la compra de artículos o la asistencia a conciertos, además de alejar a los fans en una época que supone un contacto más cercano entre las bandas y sus seguidores.

Tras la declaraciones que el joven piloto de Fórmula 1, Nelson Piquet Jr. hiciera respecto de un arreglo para que su compañero de equipo, el español Fernando Alonso, ganara el Gran Prix de Singapur en el 2008, la Renault presentó denuncia ante las autoridades francesas por falso testimonio y por chantaje.

Nelson Piquet Jr declaró que la Renault le dio claras instrucciones de chocar su vehículo en dicha carrera dos vueltas después de que Fernando Alonso saliera del pitt de tal manera que cuando el vehículo de emergencia saliera a limpiar los escombros, el español quedara al frente sin necesidad de cargar combustible o cambiar llantas y de esta manera poder ganar la carrera.

Semanas antes de que el asunto fuera revisado en un tribunal de la ciudad de Los Ángeles, New Line, filial de Time Warner, creadora de la exitosa trilogía de El Señor de los Anillos, llegó a un acuerdo con los herederos de Tolkien, representados por el Fideicomiso Tolkien, para pagar $150 millones de dólares derivados de las ganancias de las películas.

El Fideicomiso Tolkien (Tolkien Trust) fue creado en 1977 con fines caritativos apoyando distintas obras sociales. Forma parte de la organización Tolkien encargada de administrar el patrimonio del fallecido autor sudafricano y, por supuesto, los derechos de autor sobre sus obras.

New Line Cinema llevó a la pantalla grande la obra más conocida de JRR Tolkien, El Señor de los Anillos, generando miles de millones de dólares de los cuales solo pagó $62,000 a los herederos Tolkien, razón por la cual Christopher de 84 años y Priscilla de 80, ambos hijos del escritor, decidieron llevar el asunto a los tribunales.

Tras una crisis financiera personal debido a impuestos y facturas sin pagar más un litigio con un vecino por $15 millones de dólares, la fotógrafa neoyorquina Annie Leibovitz solicitó un préstamo a Art Capitol Group que ahora está demandando a la artista por incumplimiento de contrato con lo cual ello podría perder no solo sus propiedades, sino también los derechos de sus trabajos.

Art Capital Group está demandando el pago de $24 millones de dólares que incluyen el préstamo, intereses vencidos y honorarios. Cuando firmó el contrato, Leibovitz aceptó garantizar el préstamo con sus tres propiedades en Greenwich Village, otra en el norte del estado de Nueva York y los derechos de propiedad intelectual de todas sus obras entre las que se incluye la icónica fotografía de John Lennon y Yoko Ono en la cama y la de Demi Moore embarazada de siete meses y completamente desnuda.

Michael Mansfield, uno de los más reconocidos abogados británicos, nombrado como Consejero de la Reina, título otorgado a algunos abogados como reconocimiento por su capacidad, publicó su autobiografía titulada Memorias de un Abogado Radical.

Mansfield fue representante de Mohamed al-Fayed en las investigaciones para esclarecer las muertes del hijo del magnate, Dodi al-Fayed y Diana de Gales en 1997 y en su libro revela que la princesa tenía motivos para estar temerosa de la vigilancia que existía sobre ella.

Aprovecha la oportunidad para dar su punto de vista sobre lo que califica como una excesiva vigilancia a la que están sometidos los británicos con cámaras de seguridad en las esquinas, reporte de datos de uso de tarjetas de crédito y la monitorización que existe sobre cada correo electrónico y llamada puesto que en la Gran Bretaña existe una ley que obliga a los prestadores de servicios de Internet a mantener una base de datos con los correos electrónicos recibidos y enviados en y desde su territorio.

 

Mansfield, quien es conocido como "el socialista del champagne" al señalar que la mayor parte de su trabajo es de asistencia legal gratuita, expone en su autobiografía sus puntos de vista sobre otros casos famosos en los que estuvo involucrado, como la defensa de terroristas del Ejército Republicano Irlandés (ERI) por la explosión de un artefacto en 1973 en el que su propio vehículo resultó dañado.

En el caso de la princesa Diana no se demostró legalmente que su muerte haya sido parte de un operativo para matarla por lo que la verdad legal que prevalece es que se trató de un accidente para disgusto de Mohamed al-Fayed quien aseguró en su momento que las muertes de su hijo y de la princesa fueron resultado de un homicidio premeditado.

Fuente Times on Line

miabogadoenlinea.net

Carrie Prejean, quien fuera despojada de la corona de Miss California introdujo esta semana ante la Suprema Corte de California una demanda en contra de los oficiales del concurso de Miss California Keith Lewis, Shanna Moakler y al publicista Roger Neal por difamación y discriminación religiosa por su opinión respecto del matrimonio entre personas del mismo sexo.

En abril de este año Carrie Prejean fue coronada Miss California pero se suscitó una controversia cuando ella declaró que no estaba a favor del matrimonio entre personas del mismo sexo. A partir de ese momento la relación contractual entre las partes empezó a deteriorarse.

 

En mayo se filtraron fotografía de la hoy demandante con el torso desnudo lo que provocó rumores sobre la rescisión del contrato. Sin embargo en ese momento Donald Trump, dueño del concurso Miss Universo, se solidarizó con la Miss California y anunció que no le quitarían la corona siempre que ella cumpliera con sus obligaciones contractuales, pero en junio los oficiales del certamen decidieron retirarle el título argumentando incumplimiento de contrato al haber faltado a varias presentaciones.

La joven de 22 años introduce su demanda en donde alega que sufrió por la difamación de dichos en su contra al haberse revelado aspectos privados de su vida, además de haber sido discriminada por su religión y que a partir de estas acciones sufrió estrés emocional ocasionado en algunos casos intencionalmente y en otros por negligencia. En la demanda niega haber infringido su contrato.

Esta demanda se suma esta semana a la controversia que ha suscitado la elección de Miss Venezuela como la nueva Miss Universo, ya que varias concursantes y sus asesores han declarado que el concurso obedece a los intereses comerciales de su dueño, Donald Trump, y no a la belleza y aptitudes de las concursantes.

Fuente CNN.com

miabogadoenlinea.net

Concluyó la decimotercera audiencia para conceder la libertad bajo palabra a Susan Atkins quien cuarenta años atrás se encargó de detener a Sharon Tate y apuñalarla 16 veces en el ataque que ella y otros miembros de la llamada familia Manson perpetraron en contra de la esposa del director de cine Roman Polanski y sus invitados.

A sus 61 años Atkins, enferma de cáncer de cerebro, volvió a solicitar el perdón de la justicia y una vez más se le volvió a negar la libertad aunque se le concedió el derecho de volver a solicitarlo dentro de tres años.

Atkins tenía 21 años cuando se involucró con Charles Manson y su banda. Ella fue la encargada de asesinar a la entonces esposa de Polanski quien tenía 8 meses de embarazo y quien le rogó clemencia por su hijo aún no nacido a los que Atkins respondió que no tendría misericordia.

En una acción inusitada en el medio artístico, Alejandro Fernández presentó una querella en contra de SonyMusic por violaciones a sus derechos de autor, imagen y nombre artístico con reserva de derechos, llamada comúnmente piratería, al sacar a la venta el disco Clásicos a mi Manera y promocionar otro llamado Diferente que saldría a la venta el 15 de septiembre. Lo anterior en vista de que la relación entre el artista y la disquera concluyó meses atrás.

 

La Unidad en Delitos contra la Propiedad Industrial y Derechos de Autor de la PGR, procedió a incautar discos  y documentos tanto en las oficinas de la disquera como en su bodega, así como los masters de estas producciones discográficas.

 

Estos delitos están calificados como graves por lo que no se tiene derecho a libertad bajo fianza, así que es posible que en los próximos días existan detenidos.

 

Corresponderá al juez determinar si existe esta violación o si la empresa aun tiene derechos sobre las canciones grabadas por Fernández cuando estaba vigente su contrato con Sony.

 

Fuente Milenio

www.miabogadoenlinea.net

El Daily Mail de la Gran Bretaña dio a conocer que la Duquesa de York, Sarah Ferguson, quien estuviera casada con el Príncipe Andrés, tiene tres demandas judiciales en proceso por no haber pagado sus cuentas.

Según se informa, está siendo demandada por una empresa de consultoría contable, un despacho de abogados y una empresa de fotografías a quienes en conjunto debe unos $36,000 dólares. Según el tabloide, las demandas se han interpuesto porque no hubo acuerdo de pago con la Duquesa pese a las requisiciones de pago.

 

Un vocero de Ferguson declaró que no existen problemas en sus finanzas pero el que haya sido demandada recuerda la década de los noventa en que se vio envuelta en problemas de dinero previo a la obtención del millonario contrato con WeightWatchers, como imagen de la compañía.

El contrato con la empresa de comida dietética finalizó en el 2007 y por eso se piensa que la Duquesa ha tenido problemas financieros para sostener su ritmo de vida, pero se ha sabido que posee otro tipo de acuerdos en puerta que podrían suplir los dos millones de libras que dejó de percibir tras la finalización del contrato con WeightWatchers.

Quien no debe estar feliz con esta noticia es la Reina Isabel quien otra vez es testigo de los escándalos en que su familia se ve envuelta, pues aunque ella ya no es su nuera, es la madre de sus nietas las princesas de York Beatriz y Eugenia.

Fuente Daily Mail

www.miabogadoenlinea.net