Pese a que falleció en 1977, Lucille Ball es noticia estos días debido al pleito que existe entre su hija, producto de su primer matrimonio, y la viuda de su segundo esposo.

 

El motivo del disgusto son las pertenencias de la actriz, entre las que se cuentan cartas de amor, una libreta de direcciones, un Rolls Royce y numerosos premios que ganó la actriz durante su carrera.

 

Estos son los artículos que Susie Morton, viuda de Gary Morton, segundo esposo de la actriz que alcanzara la fama con su serie I Love Lucy, quiere poner en subasta, a lo que se opone la hija de la actriz, producto de su primer matrimonio con el actor cubano Desi Arnaz.

 

De acuerdo con el testamento de la actriz, todas sus pertenencias las dejó a su hija Lucy Arnaz Luckinbill, pero Morton argumenta que nunca acudió a recogerlas y por ello decidió subastarlas.

 

Lucy Arnaz ya inició acción legal en contra de Susie Morton para detener la subasta pues considera que repartir los bienes de su madre de esa manera es una manera de prostituir su memoria. Pero la señora Morton no se quedó callada y también inició acción legal para forzar la subasta.

 

Total, otro pleito familiar que llega a los tribunales para que un juez determine la suerte de la herencia de la pelirroja actriz de los años 50.

 

Fuente BBC News

 

www.miabogadoenlinea.net

 

George Clooney compareció el viernes pasado en un tribunal en Milán, Italia, donde interpuso una demanda  de fraude por 3 millones de euros en contra de tres hombres por haber promovido una línea de ropa mediante el uso no autorizado de su nombre.

 

El actor llegó a la Corte impecablemente vestido y arrancando las miradas de las mujeres que se encontraban presentes y presentó su testimonio durante 30 minutos durante los cuales declaró no conocer personalmente a los acusados y no haberles autorizado en ningún momento el uso de su nombre para perseguir un fin comercial.

 

La defensa de los sujetos le presentó documentos supuestamente firmados por el actor de Hollywood, pero él los rechazó diciendo que unas firmas eran falsas y que otras eran verdaderas, pero fotocopiadas. Añadió que es muy fácil encontrar su firma en Internet y fotocopiarla y declaró que habría sido más inteligente buscar varias firmas y fotocopiarlas y no usar la misma 100 veces, pues dijo que por pruebas de grafología se puede comprobar que se trata exactamente de la misma firma repetida varias veces.

 

Clooney declaró que estaba presente ese día porque creía en la justicia y porque esas personas se valían de su nombre para tomar ventaja de otras personas.

 

El actor no perdió la oportunidad de mostrar su carisma y al declarar que representa a algunas marcas italianas, como Martini, repitió la frase del comercial en que anuncia la bebida, lo que hizo reír a los presentes.

 

El juicio sigue pues se debe comprobar que en efecto no existe relación comercial entre Clooney y los demandados.

 

Fuente CNN

 

www.miabogadoenlinea.net

 

 

Warner Bros Records Inc, Electra Entertainment Group Inc, Atlantic Recording Corporation, Bad Boy Records LLC, Asylum Records LLC, Tommy Boy Music Inc, Rhino Entertainment Company, WB Music Corp, Warner-Tamerlane Publishing Corp, Unichappell Music Inc y WBM Music Corp han demandado por violación a los derechos de autor a RK Netmedia y RealityKings.com, alegando que estás empresas hacen uso de música producida por ellos en cientos de películas para adultos, sin las licencias correspondientes.

 

RKMedia señala en su defensa que la música en sus películas para adultos cae en los supuestos de “uso legal” ya que ellos contratan actores para que tengan encuentros “casuales” en clubs nocturnos, por lo que la música que se registra en sus videos es la música ambiental del lugar. En estas películas se puede escuchar a artistas como Michael Jackson y Katy Perry, entre otros.

 

El caso de fraude fiscal y lavado de dinero en que se había visto envuelto el actor escocés Sean Connery en Marbella, España, no ha terminado aún y si bien ahora no es requerido por el primer procedimiento respecto del complejo residencial Malibú, sí ha sido imputado junto con su esposa por delito fiscal por la venta de unos terrenos por parte de una empresa vinculada con la pareja.

 

Pese a estar divorciada de Jesse James, Sandra Bullock sigue estando en medio de las disputas de su ex marido y su otra ex esposa, Janine Lindemulder, por la custodia de Sunny, su hija de 6 años.

 

Mientras estuvieron casados, Bullock intervino ante el juzgado de lo familiar para brindar su testimonio de las razones por las cuales James debía tener la custodia completa de la niña. Eso mientras la madre, una ex estrella porno drogadicta en recuperación, luchaba por custodia compartida.

 

La noticia legal más importante del medio del espectáculo con la que inició esta semana es, sin duda, el rechazo por parte del gobierno suizo a la solicitud de extradición del cineasta Roman Polanski por parte de los Estados Unidos.

 

En 1977 Polanski fue acusado de haber mantenido relaciones sexuales con una menor de edad, delito del que se declaró culpable, pero cuya sentencia no esperó pues escapó de aquel país para no enfrentar las consecuencias de sus actos.

 

Los encabezados de la prensa mundial no solo están llenos de referencias a los partidos finales del Mundial de Fútbol, sino también al terrible asunto penal que rodea a un futbolista brasileño, quien hasta antes de su arresto se desempeñaba como portero del club de fútbol Flamengo, uno de los más importantes de ese país.

 

Se trata de Bruno Fernándes contra quien se emitió en un principio una orden de detención por la investigación que se conduce en torno de la desaparición de su amante, Eliza Samudio de 25 años.

Un ciudadano Alemán recibió una desagradable sorpresa cunado las autoridades aduaneras de Münster, Alemania, le informaron que no le entregarían  la réplica de la Copa del Mundo que le enviaron desde Argentina.

 

Toda vez que se trata de una reproducción idéntica a la original, el artículo será retenido ya que no existe constancia de que se trate de reproducción autorizada por la la FIFA, por lo que se estarían violando las disposiciones en materia de propiedad intelectual.

 

Después de que esta misma semana los creadores de Quien quiere ser Millonario ganara un millonario pleito, valga la redundancia, contra Disney, en otro juzgado, también en Hollywood se vuelva a fallar en contra de los grandes productores, resultado quizá del efecto de la llamada Contabilidad  Hollywood que hoy está bajo la lupa.

 

Este segundo fallo se otorgó a favor del popular actor de los años ochenta, Don Johnson, en contra de la productora Rysher Entertainment, quien fue condenada a pagar al actor $23.2 millones de dólares producto del 50% que le correspondía de los ingresos de la serie de televisión policíaca Nash Bridges según los términos del contrato firmado entre las partes.