Sandra Bullock salió en apoyo de su marido, Jesse James, y escribió una carta al juez de lo familiar que revisa la solicitud de custodia de James por su hija Sunny Lee para apoyar el caso del marido.

James tuvo a Sunny Lee, que ahora tiene 5 años, con la actriz de películas pornográficas Janine Lindemulder. A principios de este año, cuando la madre de la niña fue encarcelada por evasión de impuestos, James y Bullock solicitaron la custodia de la niña.

Debido al aniversario número 40 de la canción de John Lennon Give Peace a Chance, Yoko Ono, quien posee los derechos, ha donado las regalías por las descargas que se hagan de iTunes de esa canción desde el pasado 3 de noviembre hasta el 31 de diciembre de este año.

Los recursos, según se anunció en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York se destinarán al Fondo de la ONU para la Consolidación de la Paz, organismo que está desarrollando esfuerzos para que las paz sea sustentable en aquellos países que han sufrido guerras o violencia.

El próximo 6 de noviembre la cantante Beyoncé se presentará en Egipto como parte de la gira llamada I am… Eso si los musulmanes conservadores no lo evitan.

Resulta que se han escuchado varias quejas en contra de la presentación de la cantante porque se argumenta que la misma violaría varias leyes musulmanas conocidas como Sharia, iniciando por el vestuario que la guapa cantante utiliza y en donde deja al descubierto mucho más que los antebrazos o las piernas.

El día de ayer dio la vuelta al mundo la noticia de que Pamela Anderson, la exuberante actriz que protagonizara Baywatch, está en serios problemas financieros que la han llevado a vivir en un remolque con sus dos hijos y su actual novio, un electricista.

Pero no se trata de la única estrella que se encuentra en problemas económicos. De acuerdo con El País, Nicolas Cage está en bancarrota con una investigación pendiente por parte de Hacienda por pago de impuestos.

En Estados Unidos, la empresa de Disney está regresando el dinero a los padres que creyeron la publicidad de que su bebé sería un genio si veía con asiduidad los videos de la serie Baby Einstein.

La serie de baby Einstein salió al mercado en 1997 pero fue hasta el 2001 cuando Disney lo compró. Con la finalidad de obtener mejores ventas, prometía que los niños que veían las series desarrollarían mayores facultades en áreas como el lenguaje, el cálculo y la música.

Sam Jones III a quien conocimos como Peter, amigo de Clark Kent en Smallville durante las primeras temporadas, cuando la serie tenía algo interesante que ofrecer, fue detenido el miércoles pasado de acuerdo con TMZ.com

El delito por el que se le acusa es bastante grave, ya que está detenido por posesión ilegal de drogas con intención de distribuirlas.

Carrie Prejean, la Miss California a quien fuera retirado el título y que en meses pasados demandara a los organizadores del certamen de belleza, fue demandada a su vez por K2 Productions, organizadores del concurso debido a una deuda impagada.

En la demanda se le solicita el pago de $5,200 dólares por concepto de implantes de senos que la concursante solicitó en su momento para “ser más competitiva” y que acordó verbalmente pagar al concurso.

Con las múltiples denuncias al gobierno de los Estados Unidos de los detenidos en Guantánamo y la revelación de algunos documentos del propio gobierno se dio a conocer no solo que se cometieron actos de tortura contra los detenidos, sino que una de las técnicas usadas era hacerlos escuchar música en alto volumen una y otra vez.

Tras conocerse esa noticia, varios músicos decidieron unirse y solicitar al gobierno que, al amparo de la Ley de Libre Acceso a la Información, que es una ley de transparencia, se den a conocer las canciones de las artistas que utilizaron para cometer los actos de tortura. Esto enmarcado en un movimiento que busca apoyar la decisión del presidente Obama sobre el cierre de Guantánamo y que en inglés lleva por nombre Close Gitmo Now.

Existen datos que indican que los nuevos contratos de trabajo entre las productoras y los actores contienen cláusula que prohíben a las estrellas el uso de medios sociales como Twitter o Facebook, o incluso el poseer blogs personales a fin de evistar filtraciones de los proyectos en la red.

Trasciende que este tipo de cláusula la firmó Cameron Díaz quien prestará su voz en una nueva película de Shrek, contratada por los Estudios Disney, los primeros en estipular esta prohibición en sus contratos.