Los diseñadores que aseguran ser creadores de los “kimojis”, imágenes que semejan a Kim Kardashian y que se usan en los mensajes de los servicios de mensajería, han decidido retirar la demanda que presentaron el pasado mes de febrero en contra de la ¿celebridad? y mover el asunto a un proceso de arbitraje.

 

Los creadores de una de las marcas más visibles en la transmisión ilegal de IPTV, Vader, enfrentan en Canadá una demanda por daños de 10 millones de dólares, presentada por la Alianza para la Creatividad y el Entretenimiento (ACE).

 

Se ha fijado el 5 de mayo de 2020 como la fecha de inicio del juicio relacionado con la demanda presentada por el equipo femenino de fútbol de los Estados Unidos por “discriminación por género institucionalizada” en contra de la Federación Estadunidense de Fútbol.

 

Netflix tiene éxito en la primera solicitud de bloqueo que presenta en Australia, la que presentó asociado a otros estudios como Roadshow Films, Disney, Columbia y muchos otros estudios para tener más de 100 nombres de dominio asociados con torrent, streaming y sitios similares bloqueados por los ISP locales.

 

A partir del próximo mes, los titulares de derechos de autor tienen prohibido reclamar de forma manual en el sistema de reclamo Content ID por videos que usan fragmentos de música cortos o no intencionales.

 

Un segmento de dos minutos en el que Jimmy Kimmel, en su programa Jimmy Kimmel Live! se burló de la propuesta de que se envíen alertas de emergencia a través de mensajes de texto le costará a ABC, 395,000 dólares.

 

Este martes salió a la venta en Sudáfrica un libro en donde se expone el punto de vista de una joven que siendo recién nacida fue secuestrada por quien creyó su madre y con el libro se publica por primera vez su imagen y su identidad.

 

Un jurado federal en Delaware, Estados Unidos, determinó que la empresa francesa L’Oreal violó las patentes de la empresa Olaplex, base de su negocio, de manera intencional intencional, por lo que deberá pagar casi 100 millones de dólares en daños.

 

La sucesión del célebre, aunque poco prolífico, escritor estadunidense JD Salinger, anunció que han accedido a publicar en formato electrónico la obra del escritor. La renuencia se debía al rechazo que en vida Salinger manifestó hacia Internet y todo lo que se relacionara con ello.