Carrie Prejean, quien fuera despojada de la corona de Miss California introdujo esta semana ante la Suprema Corte de California una demanda en contra de los oficiales del concurso de Miss California Keith Lewis, Shanna Moakler y al publicista Roger Neal por difamación y discriminación religiosa por su opinión respecto del matrimonio entre personas del mismo sexo.

En abril de este año Carrie Prejean fue coronada Miss California pero se suscitó una controversia cuando ella declaró que no estaba a favor del matrimonio entre personas del mismo sexo. A partir de ese momento la relación contractual entre las partes empezó a deteriorarse.

 

En mayo se filtraron fotografía de la hoy demandante con el torso desnudo lo que provocó rumores sobre la rescisión del contrato. Sin embargo en ese momento Donald Trump, dueño del concurso Miss Universo, se solidarizó con la Miss California y anunció que no le quitarían la corona siempre que ella cumpliera con sus obligaciones contractuales, pero en junio los oficiales del certamen decidieron retirarle el título argumentando incumplimiento de contrato al haber faltado a varias presentaciones.

La joven de 22 años introduce su demanda en donde alega que sufrió por la difamación de dichos en su contra al haberse revelado aspectos privados de su vida, además de haber sido discriminada por su religión y que a partir de estas acciones sufrió estrés emocional ocasionado en algunos casos intencionalmente y en otros por negligencia. En la demanda niega haber infringido su contrato.

Esta demanda se suma esta semana a la controversia que ha suscitado la elección de Miss Venezuela como la nueva Miss Universo, ya que varias concursantes y sus asesores han declarado que el concurso obedece a los intereses comerciales de su dueño, Donald Trump, y no a la belleza y aptitudes de las concursantes.

Fuente CNN.com

miabogadoenlinea.net