Imprimir

 

En estricto sentido esta nota no tiene nada que ver con la farándula ni con ninguna estrella del mundo del espectáculo. Sin embargo tiene todo que ver con el entretenimiento y es por eso, y por su importancia jurídica, que la incluimos en esta sección. 

Resulta que Atari, Topware Interactive, Reality Pump, Techland y Codemasters, creadores de populares juegos como El Señor de los Anillos, las series de Rally Colin McRae y Operación Flashpoint, han contratado a una importante firma legal en Gran Bretaña para iniciar acción legal en contra de aquellas personas que han descargado de Internet sus juegos de manera ilegal. 

A través de la Corte están solicitando que las compañías de Internet que proveen servicios de descarga de videojuegos que les entreguen el nombre y dirección de 25,000 personas que ilegalmente descargaron sus juegos. Hasta el momento ya tienen los datos de 5,000 personas que serán notificadas para que paguen 300 libras esterlinas como arreglo fuera de los tribunales, o de lo contrario serán llevadas a juicio. 

Esta es una acción legal sin precedentes en contra de la llamada piratería. En un pasado la industria de la música lo hizo, pero solo en contra de 150 personas.

Y su primera victoria la acaban de obtener en contra de una mujer desempleada, madre de dos hijos, a quien se le condenó a pagar 16,000 libras (aproximadamente unos $300,500 pesos) por la descarga de Dream Pinball y los daños ocasionados a la empresa desarrolladora. 

Y no es para menos. Las cifras de descargas ilegales son alarmantes. Según Topware, en los primeros 14 días del lanzamiento al mercado de su juego interactivo de Dream Pinball 3D se compraron 800 ejemplares legales, pero se descargó ilegalmente ¡12 mil veces más que eso! 

Estas empresas, pese a los altos costos que les representa iniciar la acción legal lo han hecho con la intención de que la gente lo piense dos veces antes de hacer descargas ilegales. 

¿Pueden iniciar acciones legales de este tipo en México? La respuesta es si, si se han hecho las descargas a través de los sitios de Internet que están siendo investigados. No creo, sin embargo, que nuestro país sea su prioridad en este momento, pero bien vale la pena seguir atentos a esta demanda porque sin ninguna duda sentará un importante precedente mundial para la protección de derechos de autor y en el combate contra la piratería. 

Fuente TimesOnLine