Familia de Ozzy Osbourne

Kelly Osbourne, la hija de Ozzy Osbourne, cantante de la banda de heavy metal Black Sabbath, está siendo demandada por la mujer que dice haber tenido un amorío de cuatro años con su padre y quien acusa a la segunda hija del matrimonio de Ozzy y Sharon de acoso cibernético y de revelación de información privada.

La batalla entre ambas mujeres inició cuando el pasado mes de marzo los rumores de las infidelidades de Ozzy empezaron a correr con mucha fuerza. Fue ese momento cuando Michelle Pugh, quien aplica tintes de cabello a las celebridades, reveló haber tenido un affaire de cuatro años con el “abuelo del heavy metal”, de quien dijo era “el amor más grande de su vida”.

Kelly Osbourne, quien es conocida por su participación en programas sobre modas y celebridades, respondió a los argumentos de esta mujer en su cuenta de Twitter, con diversos insultos y acusaciones e incluso revelando el número de su teléfono privado, lo que llevo a que enfurecidos seguidores de Kelly la llamaran ofendiéndola, profiriendo amenazas y otras lindezas por el estilo.

Famosa o no, hija de Ozzy o no, la realidad es que Kelly incurrió en conductas que están tipificadas como delito en las leyes de California. Así lo explicó el abogado de Michelle Pugh, F. Edie Mermelstein, a la revista People:

“En la era de medios sociales, reality TV e Internet, cualquiera, especialmente una celebridad, puede iniciar un ataque global que deja una mancha indeleble y permanente en el objetivo elegido, mientras incita a las masas a denigrar, degradar, comentar o acosar”.

“Kelly Osbourne, con más de cuatro millones de seguidores y una fuerte presencia en los medios, intencionalmente hizo eso a Michelle Pugh en Twitter”.

“Hay disposiciones en nuestros códigos que ventilan lo relativo a las lesiones y daños en la reputación de un individuo, así como respecto de la publicación de datos privados de una persona. En violación de las leyes de California y reglas y políticas de Twitter, Kelly Osbourne públicamente expuso a mi cliente al odio, la burla despreciativa y la vergüenza”.

El abogado Mermelstein añadió que, pese a que su cliente envió a la hija de Ozzy y Sharon una carta para que cesara y desistiera de sus actos, el mensaje con el número de teléfono de la especialista en tintes de cabello estuvo en la cuenta de Osbourne más de un mes.

“No solo la demandante empezó a ser avergonzada, intimidada y acosada por supuestamente haber roto un matrimonio, también fue acusada erróneamente de un delito que después la llevó a ser ridiculizada, odiada y avergonzada”, se lee en la demanda presentada ante los tribunales de California. “A no menos de 4,07 millones de personas se les dio la oportunidad de comunicar este odio y acoso directamente a la demandante, a su anterior teléfono no listado y bloqueado, el mismo teléfono que la demandada proporcionaba a su exclusiva clientela”.

El delito al que se refiere la demanda fue un mensaje de Kelly en que acusaba a la amante de su padre de abuso de adultos mayores.

Mientras Ozzy se encuentra en terapia intensiva por su supuesta adicción al sexo, una enfermedad que la mayoría de la comunidad médica desconoce, y trata de arreglar su matrimonio de 34 años con Sharon, Kelly Osbourne tendrá que responder ante los tribunales de estas acusaciones que nos recuerdan a todos que tenemos responsabilidad de las palabras que escribimos en la red.

Más información huffingtonpost.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen de ultimateclassicrock.com