Poster de Warcraft

Charlie Fitzgerald III está demandando a Universal Pictureas por violación a la ley de protección al consumidor telefónico, alegando que el estudio le envió un mensaje de texto para promocionar su película Warcraft sin que él les hubiese proporcionado su información o autorización, por lo que este constituye “spam” o mensaje ilegal.

El texto de mensaje decía: "Hola del equipo de la película Warcraft. Eres uno de los pocos elegidos para unirse hoy a la lucha. ¿Encabezarás la Horda o la Alianza a la victoria?", con un enlace a la página de la película en el sitio de boletos Fandango.com.

Fitzgerald dice que en ningún momento ha proporcionado a Universal el número de su número de teléfono móvil ni le dio el consentimiento para que le llamara o le enviara mensajes de texto.

En la demanda se explica que el número utilizado para enviar el mensaje es propiedad de Twilio, una empresa que permite a los usuarios hacer publicidad masiva a través de mensajes de texto.

"Dado el uso generalizado y frecuente de marketing masivo en los celulares que viola la ley de protección a los consumidores telefónicos, como el realizado por Universal, Twilio advierte a sus  clientes para que no utilicen sus servicios en violación de la ley. Pero, mediante el envío del mensajes de texto no solicitado y sin previo consentimiento, y sin estar relacionado con un caso de emergencia, Universal hizo uso de Twilio para enviar mensajes masivos a celulares en violación de la ley,” se explica en la demanda.

Se pretende que esta demanda se convierta en una demanda de acción colectiva por lo que se propone que el universo de demandantes sean todas aquellas personas dentro de los Estados Unidos “que recibieron uno o más mensajes del demandado conforme a un esquema sustancialmente similar o idéntico al esquema de mensajería de texto descrito en esta denuncia, sin consentimiento previo y expreso y sin estar relacionados con una emergencia, entre el 24 de junio de 2012 y la certificación de esta clase."

Fitzgerald pretende un pago de 500 dólares por daños para sí mismo y cada miembro de la clase, y si se determina que la violación fue intencional, y no negligente, los daños aumentarían a 1,500 dólares para cada demandante certificado.

Más información en hollywoodreporter.com/blogs/thr-esq


miabogadoenlinea.net


Se permite la reproducción total o parcial con crédito a miabogadoenlinea.net