Imprimir

Es un hecho: la muerte de Jackson fue por homicidio. Esto de acuerdo con el reporte del médico forense quien después de efectuar la necropsia de ley y las investigaciones relacionadas con el caso determinó el homicidio.

De acuerdo con las leyes de California, un forense puede determinar como causa de la muerte accidente, suicidio, muerte natural o causas indeterminadas.

Ahora será la fiscalía de Los Ángeles la que determine si persiguen penalmente a Cornead Murray, médico del cantante y quien ya aceptó haber administrado al cantante un anestésico la mañana de su fallecimiento y será la fiscalía también quien decida si, de acuerdo con las investigaciones que ha efectuado la policía, acusan al médico por negligencia al haber administrado este medicamento fuera de un hospital y sin las condiciones de seguridad necesarias.

Al haberse declarado la muerte como homicidio, se tendrá que pagar el seguro de vida de Jackson y la aseguradora ya no se podrá amparar en el hecho de que falleció por una sobredosis de un medicamento porque no fue voluntario por parte de la estrella del Pop.

La familia de Michael Jackson se dijo confiada en el sistema legal, en la actuación del médico forense y en que en este caso se hará justicia.

 

Fuente Showbizspy.com

 

miabogadoenlinea.net