Prince Rogers Nelson murió hace 14 días, y mientras la policía continúa investigando las causas de su muerte, sus familiares inician la batalla para repartirse una herencia cuyo monto exacto se desconoce.

La herencia del cantautor está formada por derechos de autor y propiedades en Minnesota y otros lugares, y podría crecer en la medida en que pasa el tiempo por las ventas de sus discos impulsadas por su muerte. Además, también existen bóvedas con material inédito del artista.

Como Prince falleció sin dejar, aparentemente, testamento, padres que le sobrevivan, hijos o pareja, quienes han acudido a luchar por la herencia son su hermana y sus medios hermanos.

Inicialmente, conforme a las leyes de Minnesota,  la herencia se iba a dividir entre Tyka Nelson, hermana de Prince y sus cinco medios hermanos : John Nelson, Norrine Nelson, Sharon Nelson, Alfred Jackson y Omarr Baker.

Sin embargo, ha aparecido una sexta media hermana, Darcell Gresham Johnston, por lo que la herencia tendría que ser dividida en siete partes iguales. La corte tendrá la última palabra sobre la legitimidad de su reclamo.

El juez que lleva la sucesión ha confirmado la designación del Fideicomiso Bremer, Asociación Nacional, un banco con el que Prince tuvo relación durante varios años, como el administrador especial de la herencia, y deberá determinar si existen más herederos o la existencia de un testamento. La institución fue designada  a petición de la hermana de Prince, Tyka Nelson.

En los medios se calcula que el patrimonio de Prince podría llegar a los 300 millones de dólares, además de que su catálogo de música tienen un valor de aproximadamente 500 millones de dólares por lo que se espera que este sea un proceso largo.

Más información en dailymail.co.uk


miabogadoenlinea.net


Se permite la reproducción total o parcial con crédito a miabogadoenlinea.net