La Corte Suprema de Chile confirmó una sentencia que obliga a Panini Chile S.A a pagar una multa de 1,8 millones de pesos chilenos, unos 2,729 dólares  por violar la Ley de Protección de los Derechos del Consumidor en la venta del álbum del Mundial de Fútbol Sudáfrica 2010.

La Segunda Sala del máximo tribunal chileno ratificó la decisión del Tercer Juzgado Civil de Santiago que condenó a Panini por no haber entregado oportunamente, en forma previa y coincidente con la venta, información relevante sobre el producto.

Las quejas de los consumidores presentadas al Servicio Nacional del Consumidor eran que en cuanto a las estampas correspondientes a la selección de Chile, estas no venían en el mismo formato utilizado a nivel internacional, “consistente en láminas de cromo autoadhesivas que muestran el busto de los jugadores”, sino en “en láminas de cartón no autoadhesivas, y de cuerpo completo, denominadas Pop Ups”, debido a restricciones legales.

Otra de las quejas era que presuntamente las láminas de la selección chilena no fueron distribuidas en iguales condiciones que las de los restantes equipos presentes en el mundial, por lo que el álbum era imposible de completar, aunque sí existieron consumidores que completaron su álbum.

Además en el álbum existía un cupón para adquirir las 50 láminas o estampas faltantes, estableciendo Panini que esto sería “hasta agotar stock”, pero sin un plazo determinado para hacer efectivo este canje.

Respecto a las dos primeras quejas, la Corte Suprema no las consideró procedentes toda vez que los consumidores sí contaron con información al respecto. Sin embargo, en el tercer supuesto el Alto Tribunal consideró que se violó la ley al “precisar el tiempo o plazo de duración para dicho canje".

"Revisado el álbum,… no se logra determinar hasta cuándo podría extenderse esta posibilidad de adquirir las láminas faltantes para completar el álbum. De este modo, no basta la sola alusión 'hasta agotar stock', por cuanto ella no otorga certeza alguna a los consumidores en cuanto el momento hasta el cual pueden pretender ejercer esta opción", señala el fallo.

En este caso "se ha afectado el interés colectivo de los consumidores a quienes va destinado el producto", más aun considerando que "Chile es un país altamente futbolizado y que son los niños y adolescentes los principales interesados en adquirir y coleccionar estos artículos, con el ideal de completar su álbum y obtener algún premio en caso de lograrlo" establecía la sentencia, que fue impugnada por Panini y que desestimó la Corte Suprema.

Más información en cooperativa.cl


miabogadoenlinea.net


Se permite la reproducción total o parcial con crédito a miabogadoenlinea.net