Activision, la empresa creadora del videojuego Call of Duty, fue demandada por la caracterización que hace del líder rebelde angoleño Jonas Savimbi en su juego Black Ops II. La demanda se ha presentado en Francia por tres hijos de Savimbi, residentes en Francia, y en contra de la división francesa, Activision Blizzard.

Jonas Savimbi fue un político angoleño, fundador de la Unión Nacional para la Independencia Total de Angola, UNITA, cuyo objetivo inicial era el de liberar Angola del dominio colonial portugués. Lograda la independencia, su movimiento inició una guerra civil luchando en contra del partido gobernante, el Movimiento de Liberación Popular de Angola, MPLA, de inspiración comunista. Savimbi falleció el 22 de febrero de 2002, en un combate contra tropas gubernamentales.

De acuerdo con la demanda presentada por tres de sus hijos, el videojuego Call of Duty: Black Ops II, caracteriza a Savimbi, loado en su momento como un libertador por Ronald Reagan, como un “bárbaro” por lo que piden una compensación económica de un millón de euros por el daño moral que tal caracterización les ha ocasionado.

Carole Enfert, la abogada que representa a la familia del líder rebelde en esta demanda, dijo que Savimbi es representado en el videojuego como un “loco grandote que quiere matar a todos”, cuando en realidad fue un “líder político y estratega”, de acuerdo con lo establecido en la demanda.

Por su parte, Etienne Kowalski, abogado de Activision Blizzard, declaró que la queja es falsa pues el videojuego representa a Savimbi como “un buen tipo” y ha sido caracterizado de forma justa conforme a que fue “un personaje de la historia de Angola, un jefe guerrillero que luchó al MPLA”.

No es la primera demanda de este tipo contra Activision y las caracterizaciones en Call of Duty: Black Ops II. Una demanda similar fue presentada en julio de 2014 por Manuel Antonio Noriega, expresidente de Panamá, porque en ese mismo juego su imagen y parecido fueron usados para crear a un antagonista culpable de numerosos delitos ficticios como secuestro, homicidio y ser “enemigo de la nación”, según se estableció en la demanda.

Rudolph Guilani, ex alcalde de Nueva York y alguna vez aspirante a la presidencia de los Estados Unidos, fue el abogado contratado por Activision para representarlos en esta demanda que finalmente fue rechazada por un juez del tribunal Superior de Los Ángeles con fundamento en la Primera Enmienda que protege el derecho a la libre expresión.

Más información

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net