Vestido de Moschino y mural de Vandal Eyes

El mes pasado Joseph Tierney, artista del grafiti conocido como Rime, demandó a Moschino S.P.A., y a su director creativo, el diseñador Jeremy Scott, por violar sus derechos de autor al reproducir sin su autorización un diseño creado por él en un vestido. La demanda finalmente fue notificada al diseñador la semana pasada durante la premier en Hollywood del documental Jeremy Scott: The People's Designer, que trata sobre la ascensión a la fama del diseñador.

El diseñador tuvo que ser notificado de forma disruptiva pues se negó a someterse voluntariamente a la jurisdicción de la corte al no haberse dado por notificado. De esta forma un especialista en notificar a personas renuentes contratado por Rime, pretendiendo ser un fan en búsqueda de un autógrafo, le entregó la notificación a la demanda en la alfombra roja.

El equipo del diseñador niega que la notificación haya sucedido de esa manera: “Jeremy Scott no fue notificado en la alfombra roja. Así como muchos de los alegatos en la demanda, esta aseveración también es falsa. Él pretende presentar una vigorosa defensa en contra de esta demanda sin fundamento en la corte, donde las demandas son procesadas conforme a sus méritos reales”.

La demanda de Rime es por violación a sus derechos de autor al afirmar que Jeremy Scott y Moschino se apropiaron de su obra Vandal Eyes, pintada en un muro en un edificio de la ciudad de Detroit, Estados Unidos, y utilizarla en su colección Otoño/Invierno que presentaron en 2015 en Milán, Italia, y nuevamente en la Gala del Instituto del Vestido del Museo Metropolitano en mayo de 2015, en el que pagaron a la artista Katy Perry para que portara un vestido con el diseño.

El diseño de Vandal Eyes es presentado incluyendo el nombre y firma de Rime, además de la marca Moschino como si fuera parte del diseño original para dar la impresión de que fue creada por ellos.

Rime considera que el uso no autorizado de su obra le genera daños a su imagen: "Nada es más antitético para un artista del grafiti que se le asocie con la elegancia, el lujo y el glamour de la moda europea. Para cualquier persona que conozca su trabajo, el demandante está ahora abierto a las acusaciones de 'haberse vendido'", afirma.

Por lo anterior, Rime está solicitando el pago de daños y perjuicios, así como el retiro y destrucción de la ropa presuntamente infractora.

Esta demanda fue presentada poco tiempo después de que Jeremy Scott y Moschino llegaran a un acuerdo con el diseñador gráfico Jimbo Phillips en la demanda que este último presentara en su contra también por violación a sus derechos de autor.

Será interesante ver cómo se defienden Scott y Moschino de las acusaciones supuestamente falsas, cuando a primera vista parece evidente el plagio de la obra de Rime.

Más información Thefashionlaw.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net