El lunes de esta semana, el organismo de agua del municipio de Calleguas, California, presentó una demanda en contra del actor Tom Selleck, protagonista de Magnum P.I. y Blue Bloods, por robar agua para ser utilizada en el rancho de 60 acres que el actor y su esposa Jillie poseen en el vecino municipio de Hidden Valley.

Se trata de una demanda que pese a lo absurdo que puede sonar en primera instancia, es un importante tema porque en el estado de California se vive una de las peores sequías de su historia, lo que ha llevado a la expedición de leyes y normas que obligan a los habitantes a reducir su consumo de agua en hasta un 25 por ciento, que ha impactado en la forma de vida de los californianos en varios aspectos y que ha llevado a muchos a prescindir de sus verdes jardines.

De acuerdo con la demanda, camiones cisterna se han abastecido de agua en un hidrante localizado en el municipio de Calleguas para llevar su preciada carga al rancho del actor en donde incluso tiene una plantación de aguacates.

En la demanda se acusa de robo al famoso actor del bigote que arrancó varios suspiros en la década de los ochenta cuando vestía coloridas camisas hawaianas, porque al estar localizado su rancho en Hidden Valley es el organismo de agua de ese municipio quien le debe abastecer del preciado líquido y no el de Calleguas.

El municipio de Calleguas se ha asegurado que en esta acción legal el actor no pueda argumentar que desconocía los hechos, pues según declaran en la demanda, en noviembre de 2013 enviaron al actor y a su esposa, quien también es demandada, una carta de cesar y desistir tanto al rancho como a otra dirección que aparece vinculada con la primera propiedad, pese a la cual todavía se vio al camión cisterna abastecerse de agua en marzo de este año.

En la demanda, el organismo de agua de Calleguas presenta documentación y pruebas de los hechos, señalando que para hacer constar esto contrataron a un detective privado cuyos honorarios han alcanzado un monto de $22,000 dólares.

En la demanda solicitan no nada más el pago por gastos legales y de investigación, sino que la corte emita una orden de restricción para que Selleck, sus contratistas y empleados dejen de robar agua del municipio de Calleguas.

Tom Selleck permanece en silencio sobre esta acción legal en su contra o por lo menos así había permanecido hasta el momento de escribir esta nota.

Más información Latimes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net