El proyecto del Santiago Bernabeu

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid, España (TSJM) ha dictado una nueva sentencia en la que anula la “modificación puntual” del plan general de ordenación urbana de Madrid que permitía la ampliación del estadio Santiago Bernabéu, sede del equipo Real Madrid, sobre terrenos propiedad del Ayuntamiento que se encuentran en el Paseo de la Castellana. Esta es la tercera sentencia que emite el Tribunal en el mismo sentido.

La resolución señala que la operación no responde al interés general, no amplía las dotaciones públicas y está diseñada sólo para satisfacer las necesidades del equipo que pretende construir un hotel y un centro comercial de lujo, además de cubrir totalmente el estadio. Además, señala que ha existido una desviación de poder, al hacer “uso de las competencias de una administración para fines diferentes a los que justificante”.

Según la Comisión este intercambio de parcelas se consideraría ayuda estatal de apoyo al club. Es decir, el Real Madrid, gracias a esa operación, obtendría un beneficio selectivo que afectaría a la competencia y al comercio entre estados miembros. Por ello abrió un proceso de investigación que está pendiente de resolución.

En 1998 el Ayuntamiento de Madrid y el club de fútbol establecieron un intercambio por el cual el Real Madrid cedía 30,000 metros cuadrados en su ciudad deportiva y recibía dos terrenos, uno de ellos ubicado en el barrio Las Tablas en Madrid.

En 2003, el Ayuntamiento estimó que no podía transferir a una entidad privada esos terrenos, por lo que debía indemnizar al Real Madrid.

En 2011, ambas partes firmaron un convenio en el que el Ayuntamiento asumía una deuda con el club deportivo de 19.7 millones de euros, lo que para muchos representa una exagerada revalorización de los terrenos que iba a recibir el equipo.

Para pagar la deuda, el Ayuntamiento cedió al Real Madrid cuatro terrenos y las zonas verdes y zona peatonal situadas frente al estadio Santiago Bernabéu, en el Paseo de la Castellana. Sobre estos terrenos, es donde el club de fútbol planeó su proyecto.

Aunque la justicia española ya ha tomado una decisión, la Comisión Europea aun no resuelve, en lo que el organismo considera que puede constituir una ventaja económica para el Real Madrid, “al considerarse el intercambio de terrenos ayuda estatal de apoyo al club, generando un beneficio selectivo que afectaría a la competencia y al comercio entre estados miembros”.

Sin entrar en el fondo del asunto, el tribunal considera que, cuando se produce una venta o intercambio de terrenos, como en el caso, debe realizarse un estudio de mercado a cargo de una empresa independiente “con objeto de determinar el valor de mercado”. “El precio de mercado resultante constituirá el precio mínimo de compra admisible para que no se considere que existe ayuda estatal”. En esta operación no se cumplió esa premisa.

Más información en abc.es

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción total o parcial con crédito a miabogadoenlinea.net