Logo Patriotas

Según el canal 13 de la de televisión de Indiana, Estados Unidos, la National Football League, NFL, está investigando la posibilidad de que en el triunfo de los Patriotas de Nueva Inglaterra sobre los Colts de Indianápolis se hayan utilizado balones desinflados.

Según el periodista Bob Kravitz, una fuente confidencial le informó que uno de los árbitros tomó uno de los balones utilizados en el partido y lo pesó. Un balón de futbol americano desinflado es más fácil de lanzar y atrapar.

Las Reglas Oficiales de Juego de la Liga Nacional de Futbol (Official Playing Rules of the National Football League) establecen que la pelota deben ser inflados entre 12,5 y 13,5 libras por pulgada cuadrada y pesar entre 14 y 15 onzas. (396.89 a 425.24 gramos).

Dos horas y quince minutos antes de que inicie el juego un oficial revisa los doce balones de cada equipo y coloca una marca en ellos para indicar que cumplen con los requisitos y que pueden ser usados.

Una bomba es suministrada por el equipo de casa y las pelotas permanecen bajo la supervisión del árbitro hasta que son entregados al asistente de balones justo antes del comienzo del juego.

Una vez que las pelotas han dejado el vestidor, nadie, incluyendo jugadores, directivos de equipos, los recogepelotas y entrenadores, puede alterar los balones de ninguna manera.

Si las pelotas son alteradas intencionalmente de cualquier forma, o si una pelota no aprobada se utiliza en el juego, la persona responsable y, en su caso, el entrenador en jefe u otro personal del club estarán sujetos a medidas disciplinarias, incluyendo, pero no limitado, a una multa de 25,000 dólares.

El resultado del juego no se verá afectado, pero el equipo puede recibir como sanción una multa y/o no participar en la primera ronda de venta de jugadores.

Esta es la segunda vez que los Patriotas se ven envueltos en un incidente como éste ya que en 2008 no pudieron participar en la primer ronda de selección de jugadores, después de que la liga determinó que habían grabado en vídeo las señales utilizadas por los entrenadores rivales, en lo que se conoció como Spygate. Bill Belichick fue multado con $500.000 dólares y el equipo con $250,000.

Independientemente de las sanciones, el prestigio del equipo se vería también afectado, lo que podría dañar sus ingresos.

Más información wthr.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción total o parcial con crédito a miabogadoenlinea.net