Logo Mega

Hace casi tres años el gobierno de Estados Unidos cerró el sitio Megaupload por una presunta violación masiva de derechos de autor y lavado de dinero, por lo que incautó los bienes de sus dueños, entre los que se encuentra Kim Dotcom, y que ahora lucha por recuperarlos.

Independientemente de las acciones penales que el gobierno de Estados Unidos ha intentado en contra de Dotcom, ha iniciado una acción civil para confiscar sus bienes, argumentando que provienen de actividades ilícitas.

Los abogados de Dotcom han presentando una solicitud para que se deseche esta demanda, presentando los mismos argumentos que alegan en la defensa penal: los delitos que se le imputan a Dotcom no existen en la legislación norteamericana.

El argumento principal es que se acusa a Kim Docom y sus socios de una violación de derechos de autor secundaria, es decir, de facilitar a terceros el cometer esos delitos, pero según los abogados de Dotcom ese delito no existe en la legislación sobre la materia desde 1976.

Adicionalmente la defensa de Dotcom señala que la Corte no tienen jurisdicción sobre el caso, ya que hasta ahora no se ha probado que los supuestos delitos “si es que existen” fueron cometidos en el territorio de Estados Unidos.

El Departamento de Justicia “ha fallado en identificar un solo acto de violación, particularmente la carga o descarga de archivos no autorizada, que se haya cometido en los Estados Unidos", dice el escrito.

El gobierno de Estados Unidos ha argumentado que Dotcom personalmente distribuyó un enlace a una copia de una obra protegida por derechos de autor y que al menos recibió una copia ilegal de Megaupload, pero no se ha probado que ello haya ocurrido y mucho menos que se cometio en territorio de Estados Unidos.

La defensa solicita que el caso sea desechado o que por lo menos se suspenda el proceso hasta en tanto concluye la acusación penal.

Mientras tanto, en Nueva Zelanda Dotcom está peleando en contra de un aorden judicial que lo obligaría a presentar una declaración jurada en la que revele sus activos financieros en todo el mundo. La defensa considera que la industria del entretenimiento y el gobierno norteamericano “sólo están pescando”.

El gobierno sólo necesita demostrar que existe una causa probable de que la propiedad está sujeta a confiscación mientras que los abogados de Dotcom deben atacar los alegatos del gobierno sobre la existencia de un delito, o el uso de propiedad ilegal o relacionada con un crimen.

Este juicio dará oportunidad a la defensa de Kim Dotcom y sus socios conocer y alegar en contra de algunas de las acusaciones realizadas por el gobierno de Estados Unidos y que hasta ahora no han sido argumentadas formalmente.

Más información hollywoodreporter.com/thr-esq/

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción total o parcial con crédito a miabogadoenlinea.net