Por varias razones, estas últimas semanas Heath Ledeger ha estado en la mente y en la boca del mundo. Una de ellas, sin duda la más afortunada es por su magistral interpretación del Guasón en Batman, el caballero de la Noche.

 

Quienes son fanáticos del cómic, aseguran que por primera vez se ha llevado a la pantalla grande al verdadero antagónico del súper héroe, sin hacerlo parecer un payaso, sino un temible criminal.

 

Para mala fortuna nuestra, no es su gran interpretación lo que lo trae a colación, sino el hecho de que la semana pasada se desechó la investigación que se llevaba tras su fallecimiento el pasado mes de enero.

 

Desde el principio se supo que la causa del fallecimiento había sido una sobredosis de medicamentos. Con mayor precisión, fue a causa de una severa intoxicación de los efectos combinados de oxycodona, hydrocodona, diazepam, temazepam, alprozolam y doxylamina. Conclusión: muerte accidental por el abuso de los medicamentos, unos de ellos prescritos y otros no.

 

La policía siguió con la investigación para conocer quien le había proveído precisamente de dos sustancias, la oxycodona y la hydrocodona, que no fueran prescritas y que sirven para controlar el dolor por lo que se supone que las obtuvo de manera ilegal.

 ¿Por qué es importante? Porque si conocen a su proveedor, pueden inculparlo, además de venta de drogas, de homicidio.

La línea de investigación les llevó incluso hasta Mary-Kate Olsen, gemela de Ashley Olsen quienes alcanzaron el estrellato a muy corta edad con la comedio de Full House ¿te acuerdas?

 

 

¿Y por qué a ella? Porque resulta que quien encontró a Ledger muerto en su apartamento fue su masajista, quien de inmediato telefoneó a Olsen, antes incluso de llamar a los servicio de emergencia. Fue, sin embargo hasta la cuarta llamada telefónica de la masajista que la gemela envió a sus asistentes personales para brindar apoyo. Incluso, la actriz en un comunicado previo había declarado que daría toda la información que poseía a cambio de que no la investigaran a ella también.

 

Por este detalle la policía suponía que la gemela Olsen debía conocer o tener indicios del proveedor de Heath Ledger. Sin embargo, su abogado declaró recientemente que toda la información que tenían ya la habían dado a la policía y que no había nada más que declarar.

 Y tras encontrarse en un túnel sin salida, la policía ha decido dejar esta investigación que ahora saben que es muy difícil encontrar a algún culpable.

Técnicamente no se puede decir que se trató de un suicidio, porque no se pudo demostrar la intención. Por lo que las autoridades investigaban el homicidio por parte de la persona o personas que entregaron al actor los medicamentos sin prescripción de por medio.

 Posiblemente volveremos a escuchar el nombre de este actor en la entrega de los premios de la Academia del próximo año, ya que existe el fuerte rumor de que se le entregará un Oscar póstumo por su actuación en la película de moda del verano: Batman, el Caballero de la Noche.

www.miabogadoenlinea.net