Philips presentó una demanda en el Reino Unido en contra de Nintendo por infringir sus patentes y el Tribunal Superior de ese país le ha dado la razón al determinar que sí existe violación a dos de las patentes de la compañía alemana en la tecnología de detección de movimiento de distintos equipos de Nintendo.

La patentes violadas por Nintendo son una de control de movimiento y otra por dispositivos inalámbricos que se pueden controlar remotamente por un segundo dispositivo.

Los equipos afectados son Wii, Wii Remote, Wii Remote Plus, Nunchuk, Balance Board, Wii U, Wii U GamePad, Wii Mini y Wii Motion Plus que violan la patente sobre control por movimiento. Por su parte, tanto Wii U como su GamePad infringen la patente de comunicación inalámbrica entre dispositivos.

En la resolución se establece que "las razones esgrimidas por Nintendo para combinar dichos sensores en un mismo dispositivo no resultan convincentes".

La demanda también se ha presentado en Estados Unidos, Alemania y Francia a fin de detener las ventas de los equipos de Nintendo en estas naciones y obtener una indemnización por la violación  de la licencia.

El monto que por daños y perjuicios que deberá pagar a Nintendo por la violación de las patentes aun no está claro, pero cualquiera que sea el caso la empresa japonesa se prepara para apelar esta decisión “y proseguirá con diligencia todas las medidas legítimas que sean necesarias para evitar cualquier interrupción en su negocio”.

Más información en bloomberg.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción total o parcial con crédito a miabogadoenlinea.net