Imprimir

Hace casi un año la Corte de Apelaciones del Segundo Circuito de Estados Unidos ratificó que los trabajos realizados por Jack Kirby, creador de personajes como el Capitán America o los Cuatro Fantásticos, se consideran trabajos hechos bajo contrato, por lo que sus herederos no tienen derechos sobre esas obras. Pero la Suprema Corte de Estados Unidos podría revisar esta decisión afectando a Marvel y Disney y sus películas.

En el mes de mayo la petición de revisar el caso Lisa Kirby v. Marvel Characters presentada por los herederos de Jack Kirby se debatió en el seno del Tribunal Supremo. Marvel restó importancia a la solicitud de los Kirby, pero el máximo tribunal les solicitó que presentarán una posición respecto a esta solicitud.

Por lo pronto, se han presentado a la Suprema Corte varios escritos de amici curiae a favor de que el asunto sea revisado, entre ellos uno del historiador del comic Mark Evanier, quien afirma que la Corte de Apelaciones no consideró en su decisión la historia de la relación entre Kirby y Marvel.

Evanier, señala que durante el periodo de 1958 a 1963 existió una gran informalidad en la relación de los predecesores de Marvel con los dibujantes: no existía ningún contrato y a los dibujantes se les pagaba por hoja dibujada y aprobada, y los dibujantes absorbían todos los costos de realizar estos trabajos. Lo que no era aceptado era devuelto y conservado por el dibujante, con la libertad de ofrecer el material a otras editoras, y no existía un contrato que regulara la relación.

El historiador señala que no fue sino hasta en la década de los setenta que se introduce en la Ley de Derechos de Autor el nuevo concepto de “obra por encargo” que Marvel empezó a firmar acuerdos de éste tipo  con los dibujantes sobre el material que ya había sido publicado.

Inclusive, en la década de los sesenta Kirby rediseñó al Capitán América y Marvel lo rechazó, y Kirby después utilizó este material para crear al Captain Glory para la editorial Topps en 1993, y la subsidiaria de Disney nunca se opuso.

En conclusión, para Evanier nunca existió la intención de Marvel de obtener los derechos de autor sobre la obra de Jack Kirby, y no es sino hasta que este concepto se introdujo en la legislación que Marvel intentó modificar la historia de su relación con Kirby, haciendo parecer que siempre fue una relación de obra por encargo, pero el acuerdo que se firmó no cubre el periodo materia del conflicto en el que se crearon la mayoría de los personajes de la editorial.

Otro de estos documentos fue escrito por Bruce Lehman, ex director de la Oficina de Patentes y Marcas de EE.UU. y el principal asesor del presidente Bill Clinton en materia de propiedad intelectual.

Lehman señala que según la Ley de Derechos de Autor vigente entre 1958 y 1963, para que un empleador como Marvel pudiera ser considerado autor de una obra por encargo, debía de existir con el empleado una relación regular de asalariado y ese tipo de relación no existió entre Jack Kirby y Marvel.

De conceder la razón la Suprema Corte a los Kirby, podría implicar serie problemas para Marvel y Disney y sus proyectos con los famosos superhéroes de la editorial.

Más información en hollywoodreporter.com/blogs/thr-esq

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción total o parcial con crédito a miabogadoenlinea.net