Imprimir

El portero del equipo de fútbol de la Universidad de Chile, Johnny Herrera, encontrado culpable del cuasidelito de homicidio al haber atropellado a la joven Macarena Cassasús en 2009, fue condenado a pagar a los familiares de la víctima 15 millones de pesos chilenos.

Durante el proceso se argumentó que el día del accidente futbolista conducía su vehículo bajo los efectos del alcohol por lo que inicialmente fue imputado por el delito de homicidio. Sin embargo se demostró que el nivel de alcohol en sangre era muy bajo y estaba dentro de los límites permitidos por la ley por lo que el tipo cambió al cuasidelito de homicidio encontrando al futbolista culpable de conducir a exceso de velocidad y desatento a las condiciones de tránsito.

Johnny Herrera fue sentenciado el año pasado a 41 días de prisión y a la suspensión de su licencia de conducir por dos años.

La semana pasada Johnny Herrera fue condenado por la magistrada del Tercer Juzgado Civil de Santiago, Soledad Araneda, a pagar a la familia Cassasús 40 millones de pesos chilenos. La magistrada tomó en consideración que los 27 millones de pesos que ya había pagado el futbolista a la familia por lo que ahora sólo debe 15 millones de pesos repartidos de la siguiente manera: 2,5 millones de pesos a cada padre de Macarena y 10 millones a su hermano Tomás.

Cabe señalar que la cantidad es considerablemente inferior a l los 700 millones de pesos pretendidos por la familia.

Johnny Herrera es actual seleccionado del equipo fútbol de Chile, aunque previo al Mundial su posibilidad de salir del país se vio amenazada por su propia conducta irresponsable pues pese a tener la licencia suspendida en diciembre del año pasado condujo un vehículo como consta en cámaras de seguridad de un estacionamiento.

Por esta razón en mayo fue imputado por el delito de quebrantamiento de condena habiéndosele permitido seguir el proceso en libertad y se fijó como medida cautelar el acudir al juzgado a firmar cada mes. De ser encontrado culpable de este nuevo delito podría ser sentenciado a prisión entre 61 a 540 días.

Pese a la obligación mensual de firmar, Johnny Herrera pudo asistir al Mundial aunque tras la excelente presentación del portero Claudio Bravo se antoja difícil su participación en la cancha de juego.

Más información emol.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net