Imprimir

En Europa se desató recientemente la polémica por los cómics o mangas de connotación sexual, ya que por disposición de ley se comete el delito de pornografía infantil si las imágenes son de niños o semejan niños, sean o no imágenes de niños reales.

 

Relacionado con este mismo tema, pero en otras latitudes, en Estados Unidos, un juez encontró culpable de pornografía infantil a un hombre de 39 a quien en 2006 le fue interceptado un envío de una serie de libros de manga japoneses titulados Lolicon con imágenes de abuso sexual a niños.

 

El abogado de este hombre le recomendó declararse culpable debido a lo explícito de las imágenes de las revistas ya que consideró que de ser sometido el caso a un jurado, el caso hubiera sido perdido desde el inicio ya que difícilmente lo hubieran absuelto.

 

Este es el primer caso de una condena por posesión de cómics bajo la Ley de protección (Protect Act), que establece en un artículo que es ilegal "toda imagen, dibujo, pintura o escultura donde se vea a menores practicando sexo y que carezcan de valor literario, artístico, político o científico".

 

El asunto no es tan sencillo como se plantea ya que el Fondo legal de Defensa de los Cómics ha realizado un análisis erio al respecto porque se plantea hasta donde se trata de libre expresión y hasta donde de un delito que atenta contra la sociedad

 Fuente Newsarama.com

www.miabogadoenlinea.net