Imprimir

Después de dos años de litigio, se dictó sentencia en cuanto al reparto de los bienes del cantante James Brown, en una decisión que el juez del caso consideró justa y razonable.

 

Tras la muerte del cantante en diciembre de 2006 por una falla cardiaca, inició la batalla legal para repartir su herencia entre sus seis hijos adultos y Tomi Rae Hynie Brown, esposa del cantante de Soul y madre de James, hijo también del cantante.

 

Durante el juicio se llegó a solicitar una prueba de ADN del niño para verificar que fuera hijo biológico de James Brown, aunque después ya no fue requerida y con la sentencia se acepta la verdad legal de que Tomi Rae estaba legalmente casada con Brown y que James es su hijo.

En cuanto al reparto de bienes, se entrega la mitad a un fideicomiso de beneficencia, un cuarto a Tomi Rae y su hijo y el otro cuarto a los otros seis hijos. Al momento de la muerte del cantante no había mucho dinero en las cuentas, sin embargo las regalías por sus interpretaciones son las que siguen y seguirán generando sustanciales ingresos.

 

En la sentencia también se conmina a los herederos a abrir un museo que preserve el legado del cantante y una de sus hijas ya declaró que trabajarán para proporcionar educación a niños necesitados y que abrirán la casa que fuera de su padre, y a la cual al momento de su muerte negaron la entrada a su esposa, como un museo.

 

Al darse a conocer el veredicto tanto la esposa como los demás hijos se mostraron complacidos con el mismo por lo que se espera que esto sea la culminación de los años de guerra.

 

Fuente BBC News

www.miabogadoenlinea.net