El video que parodia al gobernador de Veracruz ha puesto en boca de todos nuevamente lo relativo a la difamación, calumnias e injurias que muchas veces se utiliza como un medio para censurar la libertad de expresión.

 

Por ello, en Gran Bretaña un grupo de actores, periodistas, intelectuales y comunicadores, encabezados por Rowan Atkinson, mejor conocido por nosotros como Mr. Bean, están en búsqueda de un cambio de legislación para que la difamación, las injurias y la calumnia deje de ser perseguida penalmente porque ello inhibe la libre expresión de las ideas e incluso de los puntos de vista contrarios a los expresados por quienes protegen estas leyes.

 

La legislación británica que persigue estos delitos data del siglo 17 y sus detractores dicen que se trata de leyes arcaicas que han sido utilizadas como ejemplo en otro países para que los gobernantes silencien mediante la prisión a sus detractores, como es el caso del gobierno de Turquía que ha acusado de difamación a Orhan Pamuk, ganador del Nobel de Literatura. En su territorio nadie ha ido a la cárcel en fecha reciente por difamación, injurias o calumnias.

 

En México tiene escasos tres años que la difamación, injurias y calumnia dejaron de considerarse delitos federales y en la actualidad solo se pueden perseguir civilmente por los daños a la persona injuriada, difamada o calumniada, siempre que quien injurió, difamó o calumnió no pueda demostrar que su dicho es cierto.

 

Fuente Times on Line

www.miabogadoenlinea.net