El juicio contra las hermanas Grillo en Londres terminó con su absolución del fraude del que las acusaba su ex patrona, la chef de televisión Nigella Lawson y su millonario ex esposo Charles Saatchi, lo que no significa, sin embargo, que el apellido Grillo quede limpio de imputaciones pues ahora corresponde al padre de Elisabetta y Francesca enfrentar a la justicia por un delito más grave, el de extorsión.

El miércoles de esta semana Michele Grillo, de 65 años, fue arrestado por la policía italiana imputado de extorsión a diferentes clubes nocturnos de Milán, asociándolo a las actividades delictivas de la mafia 'Ndrangheta y a su líder Agostino Catanzariti, de quien supuestamente Grillo es mano derecha.

Michele Grillo sirvió una condena de 15 años de prisión en Italia por un secuestro perpetrado por el grupo delictivo 'Ndrangheta. Grillo aseguraba que el tiempo en prisión lo había cambiado y que ya no formaba parte de la organización delictiva, pero las investigaciones de la policía parecen demostrar lo contrario e incluso gracias a esta investigación se reabrió un caso de un homicidio cometido en 1976 en el que Grillo y su jefe Cantanzariti pueden estar directamente implicados.

Del juicio de fraude contra las hermanas Grillo en Londres, lo que resulta muy dañada fue la imagen de Nigella Lawson, famosa por sus programas de cocina, pues como parte de su defensa las hermanas revelaron que la chef de televisión y socialité británica consume cocaína, según ellas en altas dosis.

Ahora Elisabetta y Francesca estarán en nuevo juicio, solo que esta vez en Italia y entre la audiencia apoyando a su padre y con la esperanza de que todo resulte un gran malentendido y no esté implicado con la mafia, algo que parece muy poco probable según el fiscal del caso.

Más información The Local

 

www.miabogadoenlinea.net