Niegan visa a Mike Tyson

A Mike Tyson, el ex boxeador, y actual escritor y actor, su pasado delictivo le persigue y si hace un año se cuestionó al gobierno de Nueva Zelanda por haberle otorgado una visa, este año el gobierno del Reino Unido simplemente le negó el permiso de entrada.

 

La entrada al país le fue negada con fundamento en las leyes migratorias británicas que fueron reformadas en diciembre del año pasado y que disponen que una persona que ha sido sentenciada a más de cuatro años de prisión no puede ingresar en su territorio.

 

Mike Tyson fue sentenciado a seis años de prisión en 1992 por violación, además de haber sido sentenciado por agresión (recordemos el infame asunto de la oreja de Evander Holyfield), posesión de cocaína y por conducir bajo los efectos del alcohol, y si bien el ex boxeador peso pesado siempre ha negado haber violado a una mujer, la verdad legal es que la violación sí ocurrió.

 

Además de negar los hechos, Mike Tyson dice haber cambiado y para muestra de ello está promocionando su autobiografía Undisputed Truth, traducido literalmente como La Verdad Indisputable, y cuya presentación a la prensa era el motivo de su deseo de ingresar al Reino Unido. Sin embargo ante la negativa de las autoridades británicas la prensa y los seguidores se tuvieron que conformar con una videoconferencia de Mike Tyson desde París.

 

Ni la gente de la editorial de Tyson en el Reino Unido, Harper Collins, ni de la producción teatral en que participa, Mike Tyson: Undiputed Truth, sabían que las autoridades migratorias negarían la visa al ahora escritor y actor. Por este motivo ya la producción del monólogo teatral, dirigido por Spike Lee, está buscando cómo solucionar el problema migratorio para que las tres funciones planeadas en Londres para el próximo mes de marzo no tengan que ser canceladas.

 

Mientras Tyson y sus seguidores se lamentan de que no hayan podido encontrarse estos días en suelo británico, la organización que ataca la incredulidad sobre la violencia doméstica y sexual, Ending Vicrimisation and Blame, se mostró satisfecha con la aplicación de las estrictas leyes migratorias. “Creemos que esto envía el mensaje de que sus acciones criminales tienen efectos a largo plazo. Lamentablemente para su víctima las consecuencias parecen haber sido olvidadas tanto por Mike Tyson como por sus seguidores”, dijo un vocero de la agrupación.

 

Mike Tyson se convirtió en el boxeador más joven en ser campeón mundial cuando con solo 20 años de edad ganó el título a Trevor Burbick en 1986.

 

 

Más información Guardian

 

www.miabogadoenlinea.net

 

Additional information