Kevin Trudeau, un escritor estadounidense de libros de salud y finanzas, fue encontrado culpable de desacato por un jurado federal en Chicago y enfrenta por este caso una potencial pena de prisión.

 

Este polémico autor ha sido llevado a juicio por violar un acuerdo en el que se comprometió a no propagar falsedades en infomerciales producidos para publicitar sus libros.

 

El asunto data desde 2004, cuando Trudeau pagó 2 millones de dólares por una multa impuesta por la comisión federal de comercio de los Estados Unidos, FTC por sus siglas en inglés, y se comprometió ante la corte a dejar de propagar falsedades como los productos que publicitaba para curar el SIDA, detener la caída del cabello, recuperar la memoria y combatir la obesidad.

 

En 2007 Trudeau produjo un nuevo infomercial esta vez sobre su libro que en español se podría traducir como “La cura para la pérdida de peso que ‘ellos’ no quieren que tú conozcas” (The Weight Loss Cure ‘They’ Don´t Want You to Know About).

 

En él sostiene que desde 1950 se descubrió una “substancia milagrosa” que ha sido mantenida como secreto por la industria de alimentos y por el gobierno que permite que la gente coma lo que sea y que sin hacer ejercicio no suba de peso. Una sustancia milagrosa que con una dieta de 500 calorías diarias y una rutina diaria de ejercicios, según dice en su libro.

 

Por este caso Trudeau fue acusado de haber violado el compromiso de 2004, pero apeló la decisión, caso que también perdió. En 2010 se le fijó como sanción una multa por más de 37 millones de dólares, la cual el autor no ha pagado bajo el argumento de que no tiene dinero para hacerlo, aunque la fiscalía sostiene que sus bienes se encuentran en cuantas bancarias fuera de los Estados Unidos.

 

Así aunado al juicio que se le sigue para que pague la multa impuesta en 2010, el jurado federal en Chicago lo encontró culpable de violar su compromiso y haber propagado falsedades sobre la dicha “sustancia milagrosa”. Sobre este caso su abogado  argumentó que todo lo dicho en el infomercial estaba escrito en su libro y como tal no era violatorio del acuerdo pues solo había emitido una opinión la que debería estar protegida por su libertad de expresión.

 

La “sustancia milagrosa” de pérdida de peso es la HCG, gonadotropina coriónica humana, cuya versión “homeopática” Trudeau popularizó y sobre la que no se ha encontrado evidencia científica de que sea eficaz en el tratamiento contra la obesidad.

 

Trudeau fue encarcelado la primer vez en 1991 por hurto y fraude con tarjeta de crédito y es un muy buen ejemplo de la manipulación a la que estamos sujetos constantemente pues pese a toda su historia de fraudes se las arregló para vender cinco millones copias de un libro llamado “Remedios naturales que ‘ellos’ no quieren que conozcas” que no solo no tenía remedios naturales sino que establecía que el sol no era causa de cáncer sino los protectores solares y que el SIDA no existe y solo se trata de un fraude.

 

 

Más información LA Times

 

www.miabogadoenlinea.net