Joel Madden, cantante de la Banda Good Charlotte y padre de la hija de Nicole Ritchie, fue discriminado por un gerente de la línea aérea British Airways, quien le solicitó que antes de abordar el avión con destino a Nueva York, cubriera todos sus tatuajes.

 

El cantante declaró vía Twitter que se sintió avergonzado y que no se había sentido tan pequeño desde la primera vez que le pidió a Nicole que salieran juntos.

 

Nicole por su lado, vía Twitter igualmente, envió mensajes diciendo que los tatuajes de su media naranja son espirituales y de profundo amor a su familia y a Dios por lo que no entendía en que ofendían a la línea aérea.

 

 

British Airways, tras el escandalillo, declaró que no es política de la empresa discriminar por tatuajes corporales o solicitar que los tapen y que ya han reprendido al empleado responsable de los hechos.

 

Madden ahora dice que le da risa el hecho y que todo radica en no volver a usar los servicios de la aerolínea, pero en un principio se sintió tan afectado que pensó en escribir una carta de queja y posiblemente amenazó con demandar.

 

Fuente NY Daily News

www.miabogadoenlinea.net