Imprimir

Hace tres años los herederos de Jack Kirby, cocreador de personajes como el Capitán America, los Cuatro Fantásticos o Hulk, presentaron  45 avisos de terminación de licencia de derechos de autor, que incluyen a empresas como Marvel, Disney, Sony Pictures, 20th Century Fox, Universal, Paramount Pictures, para recuperar el control de algunos de estos personajes creados por su padre.

 

La semana pasada la Corte de Apelaciones del Segundo Circuito de Estados Unidos ratificó que los trabajos realizados por Kirby se consideran trabajos hechos bajo contrato, por lo que sus herederos no tienen derechos sobre esas obras.

 

Para determinar si una obra fue creada bajo contrato los jueces del Segundo Circuito consideran la relación de trabajo y otros elementos como el tiempo dedicado  a los mismos y la forma en que se pagaron.

 

De acuerdo a los precedentes en el Segundo Circuito, lo que debe ser examinado es si un trabajo se hizo a "instancia y gastos" de la parte contratante, y lo que sucede cuando el "empleador induce la creación de la obra y tiene el derecho de dirigir y supervisar la manera en que se lleva a cabo el trabajo ".

 

Al respecto el Segundo Circuito señala que "aunque Jack Kirby era un profesional independiente, su relación de trabajo con Marvel entre los años 1958 y 1963 era estrecha y continua", dice el fallo. "Entendido como producto de esta relación global, las obras de Kirby durante este período fueron difícilmente proyectos autodirigidos, en los que se esperaba que Marvel, como uno de los editores potenciales, pudiera tener un interés en los mismos, sino que, Kirby creó las obras de conformidad con la asignación de Marvel o con Marvel en mente. La relación permanente de de Kirby con Marvel, aunque desequilibrada y poco remunerativa para el artista, es lo que indujo la creación de las obras de Kirby".

 

Aunque Kirby gozó de una libertad creativa superior a la mayoría de los artistas bajo el "Método Marvel," la evidencia en el expediente apunta a que se “trabajó conforme a las asignaciones de Marvel y sus títulos".

 

Y en cuanto a la cuestión de los gastos, el Corte de Apelación considera que "el pago de una tarifa plana por parte de Marvel a Kirby y sus aportaciones en el ámbito creativo y de producción, a la luz de la relación entre las partes como conjunto”, es suficiente para acreditar que Marvel absorbió el costo de estos trabajos.

 

Para la familia Kirby no todo está perdido, porque la Corte de Apelación reconoce que no tiene jurisdicción sobre dos hijos de Kirby, así que los otros dos que viven en California, pueden intentar que nuevamente el asunto sea analizado por los tribunales, por lo que el asunto podría llegara  a la Suprema Corte.

 

Por lo pronto, Marvel podrá seguir trabajando tranquilamente en la producción de sus películas taquilleras sin tener que negociar los derechos sobre los personajes.

 

 

Más información en hollywoodreporter.com/thr-esq/

 

www.miabogadoenlinea.net