Rusell, el despacho de abogados que representa varios asuntos de la famosa escritora británica JK Rowling, aceptó pagar daños a la creadora de Harry Potter por la información que uno de los abogados socios de la firma filtró el mes pasado.

 

La información que se dio a conocer fue que Robert Galbraith, autor de la novela The Cuckoo’s Calling, era en realidad un seudónimo de JK Rowling.

 

Quien filtró la información confidencial fue Chris Gossage, un abogado de la firma quien, quizá para presumir, dijo “confidencialmente” a la mejor amiga de su esposa que Robert Galbraith era tan solo un seudónimo de la escritora contemporánea más famosa del Reino Unido.

 

La mejor amiga de la esposa, Judith Callegari, dio a conocer la información confidencial en un mensaje vía Tweeter a un periodista. Y a partir de un tweet, el seudónimo de Rowling desapareció y las ventas del libro subieron estrepitosamente en cuestión de horas.

 

JK Rowling declaró en su momento a la prensa que haber escrito bajo un seudónimo le había supuesto una liberación creativa por lo que se encontraba muy contrariada de que su seudónimo hubiera sido revelado y dio a conocer que la filtración había llegado por el despacho de los abogados que la representaban y que tienen deber de confidencialidad hacia ella.

 

La autora decidió demandar al despacho de abogados y a Judith Callegari, pero el despacho decidió hacer lo correcto y llegar a un acuerdo extrajudicial en que admitieron su culpa y se comprometieron a pagar los gastos legales en que la escritora incurrió y los daños que le ocasionaron, una cantidad pequeña en comparación con lo que significa la pérdida de una cliente tan importante como JK Rowling.

 

Por su parte JK Rowling anunció que el dinero recibido sería donado a una asociación a beneficio de veteranos de guerra, The Soldiers Charity, no nada más porque gracias a ellos obtuvo valiosa información para crear al personaje protagonista de The Cuckoo’s Calling, sino porque se trata de una asociación que a su juicio necesita del dinero por la gran ayuda que presta.

 

The Cuckoo’s Calling, que no ha sido traducido al español hasta el momento, es la historia de Cormoran Strike, un veterano de guerra convertido en investigador privado y que previo a conocerse que su autor real era Rowling había recibido una excelente crítica que incluso había cuestionado que el libro fuera la primera obra del escritor por su calidad literaria.

 

 

Más información BBC

 

www.miabogadoenlinea.net