La familia de Dereck Boogaard, quien fuera jugador de Hockey, interpuso una nueva demanda civil en contra de la liga nacional de Hockey, NHL, haciéndolos responsables por la muerte del jugador.

 

Dereck Boogaard fue encontrado muerto en su departamento en Minneapolis el 13 de mayo de 2011. Padecía de encefalopatía traumática crónica para la cual le prescribieron analgésicos. Su muerte fue debida a una sobredosis accidental de analgésicos y de alcohol.

 

De acuerdo con esta demanda civil, la familia del jugador de Hockey, quien se desempeñara como ejecutor o enforcer en los Rangers de Nueva York, la NHL fue responsable de su lesión crónica y posterior adicción a los analgésicos pues los médicos de la liga, en la temporada 2008-2009 le dieron 1021 pastillas y en un período de dos semanas se le autorizó a tomar 150 pastillas de oxicodona, lo que significa un promedio de 10 pastillas por día.

 

La familia alega que una vez que Derek Boogaard se lesionó la NHL prometió hacerse cargo de él, pero los médicos solo le prescribieron analgésicos como si fueran caramelos lo que lo llevó a desarrollar la adicción que eventualmente lo llevó a la muerte.

 

El despacho que representa a esta familia, con domicilio en Chicago, Estados Unidos, es el mismo despacho que representó a Dave Duerson, fallecido jugador de los Osos de Chicago equipo de fútbol americano de la NFL, quien también sufría de encefalopatía traumática crónica y quien se suicidó en 2011.

 

Investigaciones han develado que la encefalopatía traumática crónica es un padecimiento muy común en los jugadores de fútbol americano y de hockey debido a los fuertes golpes que reciben en la cabeza. Se trata de un grave problema que la NFL ha estado haciendo frente cambiando las reglas y las especificaciones del casco, lo que sin embargo no ha evitado numerosas demandas de ex jugadores y sus familiares por haber sido negligentes al dar a conocer los riesgos del juego.

 

Esta demanda de la familia de Boogaard es la segunda que intentan. La primera fue interpuesta en septiembre de 2012 y en ella pedían una compensación por 9.8 millones de dólares. Esa demanda, sin embargo, fue desechada porque la familia confió en que la unión de jugadores apoyaría la demanda, pero dejó pasar el término para interponer la queja y el juez desechó la demanda.

 

En esta demanda no se especifica una cantidad a ser compensada y su finalidad, de acuerdo con una declaración de la familia, es para que la NHL haga los cambios necesarios para evitar este tipo de tragedias.

 

La NHL no ha realizado comentarios al respecto.

 

 

Más información Cbc.ca

 

www.miabogadoenlinea.net

 

Pin It