La bodega de Domecq en donde se producen los vinos de nombre Ysios, en Laguardia, en el País Vasco, España, ha interpuesto una demanda en contra del arquitecto y de la empresa que construyó la obra que presenta goteras y humedades desde hace años.

 

El arquitecto de la obra es Santiago Calatrava, un afamado arquitecto e ingeniero español que ha diseñado espectaculares edificios y que en 1999 recibió el Premio Príncipe de Asturias, pero que también se ha visto envuelto en críticas y procesos judiciales por las carencias estructurales de varias de sus obras.

 

La estructura de la bodega de Ysios ha sido reparada en ocasiones anteriores por el arquitecto, pero ante la falta de una solución definitiva, Bodegas Domecq, propietaria de Ysios, decidió demandar ante un juzgado civil el pago de dos millones de euros para que puedan contratar a alguien más que se encargue de las reparaciones pues han dejado de confiar el arquitecto Calatrava y en su equipo.

 

Así, planean colocar un nueva cubierta al techo actual, manteniendo el diseño singular de la bodega y el mismo aspecto visual, pero terminando definitivamente con el problema de goteras y humedad.

 

Además de las críticas que se hacen de su trabajo calificado de “extravagante” pero de poco funcional, Santiago Calatrava fue demandado en 2006 por una compañía de seguros por el derrumbe de un alero del Palacio del Congreso de Oviedo, Asturias y fue condenado a pagar.

 

Ahora está este nuevo proceso judicial en contra del arquitecto el cual puede perjudicar su imagen profesional si se llegare a determinar que debe pagar para que alguien más repare los errores de su hermosísimo diseño de la bodega de vinos Ysios.

 

 

Más información El País

 

www.miabogadoenlinea.net