En el caso llevado por la FIFA (Fédération Internationale de Football Association) y la UEFA (Union des Associations Européennes de Football), ante el Tribunal de Justicia de Europa, el abogado general, Niilo Jääskinen, propuso desestimar el recurso presentado y confirmar la decisión del Tribunal General.

 

El caso se remonta a 2007, año en que al elaborar las listas de los acontecimientos considerados de interés general, Gran Bretaña y Bélgica incluyeron partidos de la Copa del Mundo de fútbol y de la UEFA.

 

Bajo el derecho comunitario europeo, los estados tienen la facultad de elaborar listas nacionales de eventos considerados de gran importancia para la sociedad para ser transmitidos por una señal de televisión abierta o de libre acceso. Las listas son revisadas y en su caso aprobadas por la Comisión Europea, la cual, de acuerdo con el abogado Jääskinen, debe limitarse a revisar si en estas listas ha habido un error manifiesto de aprobación.

 

En el caso de las listas de 2007, la Comisión Europea aprobó las propuestas de Gran Bretaña y Bélgica por considerar que estaban de acuerdo con el derecho europeo, pero la decisión fue impugnada por la FIFA y la UEFA ante el Tribunal General por considerar que no todos los partidos propuestos eran de gran importancia para el público. El Tribunal desestimó la impugnación por lo que la FIFA y la UEFA intentaron el recurso de casación ante el Tribunal de Justicia, recurso que en principio no suspende los efectos del fallo recurrido.

 

El abogado general está encargado de proponer al Tribunal de Justicia, con absoluta independencia, una solución jurídica al asunto que se trata, pero sus conclusiones no son vinculatorias lo que significa que el Tribunal de Justicia puede fallar en sentido diferente al propuesto. Sin embargo, se trata de conclusiones orientativas las que casi siempre son aceptadas por el Tribunal.

 

En el caso de la FIFA y la UEFA las conclusiones del abogado son en el sentido de desestimar en su totalidad el recurso de casación y confirmar la decisión del Tribunal general, lo que significaría confirmar la capacidad de Gran Bretaña y Bélgica de incluir varios partidos e la UEFA y Copa del Mundo en las listas de programas que por interés nacional serían transmitidos por televisión abierta. Como las decisiones del Tribunal de Justicia son vinculatorias, la decisión aplicaría a todos los estados de Europa.

 

Ahora los jueces del Tribunal de Justicia comenzarán sus deliberaciones para emitir su sentencia en un momento posterior.

 

 

Más información Curia Europea

 

www.miabogadoenlinea.net

 

Pin It