En la película de Woody Allen llamada Midnight in Paris, el personaje protagonizado por Owen Wilson, Gil Pender, cita en uno de sus diálogos una frase escrita por el autor William Faulkner en su libro Requiem para una monja: “The past is never dead. It’s not even past.” (El pasado nunca muere. Ni siquiera es pasado) lo que ha motivado una demanda por derechos de autor de su sucesión.

 

En su demanda Faulkner Literary Rigthts, LLC en contra de Sony Pictures Classics, Inc., afirma que esa cita es una "violación de derechos de autor" además de que se engaña al espectador con una afiliación errónea entre los estudios y Faulkner.

 

Faulkner afirma que Sony “no buscó o recibió permiso para crear publicar o distribuir el film”, violando el derecho exclusivo de reproducir y distribuir el libro del autor y la cita específica que las leyes de derechos de autor les otorga. Asimismo afirman que “Sony se apropió maliciosamente o de una manera gravemente negligente del nombre de William Faulkner y su trabajo para su propio beneficio”.

 

La frase de la película que originó la demanda es: “The past is not dead! Actually, it's not even past. You know who said that? Faulkner. And he was right. And I met him, too. I ran into him at a dinner party.” (¡El pasado no esta muerto! En realidad, ni siquiera es pasado. ¿Sabes quién dijo eso? Faulkner. Y tenía razón. Y lo conocí. Me encontré con él una cena.) 

 

Faulkner Literary Rigthts, LLC también ha demandado a Northrop Grumman Corp., y a The Washington Post Co., por el uso de una frase atribuida a Faulkner y que apareció en un anuncio de Northrop publicado en el Post el 4 d ejulio de este año. El anuncio decía: “Debemos ser libres no porque afirmamos la libertad, sino porque la practicamos”. 


La cita proviene de un ensayo que Faulkner publicó en Harper's Magazine en 1956  titulada Por Miedo: El Trabajo en el Sur, que constituye una reflexión sobre las consecuencias del caso Brown contra la Junta de Educación de la ciudad de Topeka, Kansas, en el que la Corte Suprema de los Estados Unidos declaró inconstitucionales las leyes estatales que establecían la segregación entre estudiantes blancos y negros en las escuelas públicas.

 

El párrafo completo dice “Debemos ser libres no porque afirmamos la libertad, sino porque la practicamos. Nuestra libertad debe ser respaldada por una igualdad homogénea e incuestionable, sin importar de qué color son, de modo que todas las otras fuerzas hostiles- sistemas políticos o religiosos o raciales o nacionales - no sólo nos respetarán porque practicamos la libertad, ellos nos temerán porque lo hacemos."

 

Los argumentos en las dos demandas son los mismos y exigen una compensación económica.

 

Para Sony se trata de una demanda frívola. “No hay duda de que esta breve cita, de un discurso público que Faulkner dio, constituye un uso justo y cualquier reclamo carece de fundamento”.

 

Con estas demandas Faulkner Literary Rigthts, LLC quiere que se llegue al extremo de considerar la cita de una frase célebre como una violación de derechos de autor.

 

 

Más información en The Hollywood Reporter

 

www.miabogadoenlinea.net