Este jueves fue presentada en Ginebra, Suiza, la obra conocida como la Mona Lisa de Isleworth, como un trabajo previo a la Mona Lisa, colgada en el Museo del Louvre, de Leonardo Da Vinci.

 

Pese a que la pintura se presenta como una novedad, se trata de una pieza que ha sido sujeta de estudio y especulación durante varios años y en la que los expertos parecen no ponerse de acuerdo.

 

Esta vez la obra fue develada a los medios por la  Fundación Mona Lisa, con sede en Zúrich, Suiza, y uno de los miembros e historiador de arte, Stanley Feldman la presentó como una versión temprana de la Gioconda, pintada por el mismo Leonardo diez años antes que la célebre pintura que cuelga de las paredes del Louvre en Paris, Francia.

 

De acuerdo con este experto, la Fundación ha pasado las últimas décadas estudiando la pintura por lo que presentan sólida evidencia científica e histórica sobre su origen.

 

Sin embargo, no todos están de acuerdo y la presentación de este trabajo como obra de Leonardo Da Vinci ha sido refutada por Martin Kemp, profesor de Oxford, quien dice que hay sólida evidencia que indica que la pintura no fue realizada por Leonardo.

 

Las discusiones en  materia de arte estarán a la orden del día, y como no somos expertos en la materia, dejaremos que otros presenten sus posturas sobre el particular. Lo que nos ha parecido interesante, sin embargo, son los antecedentes de la Mona Lisa de Isleworth y la transmisión de su propiedad.

 

De acuerdo con los datos que existen, esta obra fue encontrada hace casi cien años en 1914 en la casa de un noble en Somerset, Inglaterra, por el coleccionista de arte Hugh Blaker, quien la compró y trasladó a su estudio de Isleworth en Londres, de donde tomó su nombre. Se desconoce cómo llegó la obra a manos del noble de Somerset.

 

En 1936 murió Blaker, y en 1962 la obra fue comprada a los herederos por otro coleccionista de arte, Henry Pulitzer, quien la exhibió brevemente en una galería comercial en Phoenix, Arizona, Estados Unidos. Sobre la misma Pulitzer escribió un libro, ¿Dónde está la Mona Lisa?, en la que la presenta como obra de Leonardo. Sin embargo, en ese libro no proporciona evidencia científica de los estudios que dijo haber realizado sobre la obra. Además, como el libro fue impreso en sus propias imprentas, no hay evidencia de que haya sido revisado por algún otro experto. Y claro, atribuirle la obra a Leonardo era incrementar en mucho el valor comercial de la misma.

 

Poco después de su adquisición, Pulitzer depositó la obra en una caja de seguridad de un banco suizo. Pulitzer falleció en 1979 y dejó la obra a su socia suiza. Tras el fallecimiento de esta persona, la obra fue adquirida presumiblemente por un consorcio internacional en 2010, aunque se desconoce quién o quienes son los dueños actuales.

 

La Fundación Mona Lisa que presentó este jueves la obra en Ginebra, fue fundada por Markus Frey, reconocido abogado financiero suizo, David Feldman, intelectual, y Daniel Kohler, economista. Los objetivos de esta fundación son la consulta y colaboración con historiadores de arte, académicos, directivos de museos, curadores, científicos y técnicos en la investigación y análisis de la Mona Lisa de Isleworth, nombrada por ellos como la versión temprana de la Mona Lisa, como obra de Leonardo. La Fundación destaca que los propietarios de la obra han otorgado todos los derechos exclusivos para la comisión de estos objetivos a la Fundación, pero no mencionan el nombre de los propietarios.

 

Detractores de la postura de que éste es una versión joven de la Mona Lisa o de Lisa de Giocondo, quien se cree fue la modelo de Leonardo, dicen que atribuir el trabajo al célebre pintor incrementa el valor comercial de la obra lo que pone en tela de juicio su autenticidad.

 

Hasta ahora pocos han tenido oportunidad de ver la obra directamente y salvo Pulitzer y los miembros de la Fundación Mona Lisa, han tenido oportunidad de estudiarla. Quizá su desvelamiento en Ginebra sirva no solo para mantener el debate sobre la autoría de la obra, sino para que otros expertos, sin interés directo sobre la obra, puedan analizarla.

 

 

Más información BBC

 

www.miabogadoenlinea.net