En el marco de la querella que se sigue en Chile para investigar las causas de la muerte del poeta Pablo Neruda, la Sala Penal de la Corte Suprema autorizó al ministro Mario Carroza a enviar un exhorto a Francia solicitando conocer el expediente médico de Neruda mientras residió en ese país cuando fue embajador.

 

Pablo Neruda, aquejado de cáncer de próstata, falleció en un hospital de Santiago, Chile, el 23 de septiembre de 1973, doce días después del golpe de estado contra Salvador Allende.

 

Todos estos años se ha establecido que la causa de la muerte del poeta fue el cáncer, sin embargo en 2011, quien fuera su chofer, Manuel Araya, declaró que la muerte de Neruda había obedecido a una inyección que le aplicaron en la clínica horas antes de su muerte.

 

Esta versión fue negada por los más allegados al premio Nobel, pero fue la ocasión para que el Partido Comunista iniciara la querella sobre la investigación de la muerte de Neruda y así disipar cualquier duda al respecto.

 

Admitida esa querella, se han estado realizando varias diligencias tendientes a esclarecer las causas de la muerte de Neftalí Reyes, Pablo Neruda, antes de decidir si se procede con la exhumación del cuerpo.

 

El exhorto que fue autorizado fue dirigido al Tribunal del Crimen de París para que el hospital público Cochin de la capital francesa informe “todos los antecedentes clínicos, informes, fichas médicas, exámenes, intervenciones y todo antecedentes que resulte relevante de las atenciones que se realizaron al poeta entre 1970 y 1972”.

 

Se espera que con estos datos médicos más los archivos que constan en Chile el Servicio Médico Legal determine si es necesaria la exhumación de los restos que fueron enterrados en el jardín de la casa del poeta en Isla Negra, en la región de Valparaíso, al lado de los cuales se depositaron los restos de su última esposa Matilde Urrutia.

 

 

Más información El Mercurio

 

www.miabogadoenlinea.net