Este lunes trascendió que Jason Trawick, prometido de la cantante Britney Spears, solicitó a la corte ser admitido como tutor legal al lado del padre de ella, Jamie Spears.

 

De acuerdo con la noticia, Trawick, de 40 años de edad, solo tendría el derecho y el deber de velar por el bienestar general de la cantante en materia de atención médica, alimentación y vestido, pero no tendría potestad en sus asuntos financieros.

 

Jason Trawick fue el representante de Britney Spears hasta enero de este año, un mes después de haberle propuesto matrimonio. Al dejar de ser su representante declaró que sus esfuerzos profesionales los iba a dirigir a abrir una división de arte y entretenimiento de la empresa Famos LLC en la que Mick Jagger es uno de los socios.

 

Jamie Spears, padre de la cantante, es su tutor legal desde 2008, año en que Britney fue admitida a un hospital psiquiátrico por abuso de drogas y desde entonces es el guardián legal de su hija quien ya alcanzó los 30 años de edad.

 

Esta situación solo puede revertirse si una corte considerara que Britney está en capacidad de cuidarse a si misma y velar por sus intereses financieros, algo que quizá no le convenga hacer porque “padecer de sus facultades mentales” le ha ahorrado su presencia en varios juicios a los que ha sido invitada, ya como demandada, ya como testigo.

 

De acuerdo con la revista People, que filtró esta noticia, el que Jason Trawick haya solicitado ser parte de la custodia legal de su prometida podría obedecer a un acuerdo con Jamie para asegurar que el compromiso es en serio y que a él si le interesa el bienestar general de su hija y no solo su dinero. El tiempo lo dirá.

 

 

Más información BBC

 

www.miabogadoenlinea.net