La batalla en la custodia de los hijos de la ex modelo Christie Brinkley y el arquitecto Richard Cook sigue dando de que hablar por el ríspido tono que ha tomado.

 

Brinkley, de 58 años, solicitó en tribunales que su ex esposo Peter Cook le pagara $32,000 dólares que ella argumenta él debe por colegiaturas y campamentos de verano de los dos niños.

 

Sin embargo él, en una larga respuesta a esta solicitud, en que la llama “narcisista egomaníatica” y, dice que quien le debe dinero es ella a él porque cuidó de los niños mientras ella estuvo trabajando en una obra de teatro en Nueva York y le pide $25,000 dólares.

 

La pareja se divorció en el año 2008 en medio de un juicio muy publicitado y escandaloso en el que se supo que él había mantenido un amorío con una vecina, una joven de 18 años, a quien pagó $300,000 dólares para mantener el affaire en secreto. Además, se hizo de conocimiento público el fuerte gasto que él hacía para tener acceso a sitios web de pornografía.

 

Durante el divorcio ella lo acusó de ejercer violencia física y psicológica sobre los niños debido a la dureza de su trato y los castigos que imponía en su educación. Al respecto ambos fueron evaluados por un psiquiatra nombrado por el juez quien determinó que eran los dos quienes necesitaban terapia psicológica.

 

De este matrimonio nació una niña, Sailor, y Cook adoptó a Jack, el hijo que Christie Brinkley tuvo en un matrimonio anterior con Richard Taubman.

 

Christie Brinkley estuvo casada nueve años con el cantante Billy Joel y de su matrimonio nació Alexa Ray quien también se dedica a la música.

 

 

Más información Daily Mirror

 

www.miabogadoenlinea.net

 

 

Pin It