Lars Von Trier, director cinematográfico danés, está viviendo las consecuencias de una declaración poco oportuna que dio en mayo en el Festival de Cannes, en Francia, y que sigue pasándole factura.

 

En aquella ocasión, en una entrevista Von Trier declaró que se sentía orgulloso de su herencia alemana, lo que le había llevado a simpatizar un poco con Hitler. Palabras suficientes para encender la controversia y que fueron reproducidas en todo el mundo y ampliamente criticadas por ser políticamente incorrectas.

 

El director se disculpó y dijo que simpatizaba con los judíos y señaló que había querido hacer una declaración en tono de broma, pero que debido a las reacciones se deba cuenta que no había tenido el efecto deseado por él. Poco después, abrumado por la crítica que no cesaba rindió otra declaración en la que dijo que no se arrepentía de lo que había dicho aunque le hubiera gustado que el mundo se hubiera dado cuenta de que se trataba de una declaración jocosa.

 

Por sus palabras Lars Von Trier no solo fue criticado y señalado sino que también ha sido indiciado en Francia en donde la justificación a los crímenes de guerra es un delito y la fiscalía consideró que su triste intento de chiste fue precisamente una defensa al régimen de Hitler.

 

Así que tomando en consideración que sus palabras, inocentes para él y no tanto para el mundo, le están significando estar sujeto a proceso declaró en un comunicado de prensa que por "no saber expresarse correctamente", no volverá a conceder entrevistas ni a hacer declaraciones públicas a fin de no volver a cometer errores. Así que a partir de ahora el mundo prescindirá de sus opiniones.

 

Lars Von Trier hizo la declaración equivocada en el país equivocado. Otros que no conectan el cerebro a la boca antes de hablar corren con más suerte y de ser criticados un par de días y recordados jocosamente más tarde, no pasa.

 

Ejemplos muchos, significativos en México el caso de Ernesto Zedillo con su sorry, no tengo cash a una indígena que intentaba venderle algo, Vicente Fox con su “llegas, comes y te vas” a Fidel Castro y esta misma semana el presidente Felipe Calderón que al llegar con su moño rosa a una presentación, aclaró que era en apoyo a la campaña de prevención de cáncer de mamá, y agregó: “no vayan a pensar otra cosa”.

 

 

Más información NY Daily News

 

www.miabogadoenlinea.net