Cuando se juntan las protestas a favor del medioambiente y los arrestos, el resultado es Daryl Hannah, actriz que en la década de los años 80 alcanzara cierta popularidad al lado de Tom Hanks en la película Splash y que últimamente se ha convertido en una fuerte voz a favor del medio ambiente.

 

Esta vez fue arrestada afuera de la Casa Blanca en Washington D.C., al protestar para impedir la construcción del proyecto Keyston XL.

 

Este proyecto es un oleoducto de petróleo de más de 2700 kilómetros que está planeado para atravesar desde el norte de la provincia de Alberta en Canadá hasta el Golfo de México y transportar arenas de alquitrán, también llamadas arenas de petróleo, altamente corrosivas y tóxicas poniendo en peligro manantiales de agua potable que sostienen a millones de personas, tierras de cultivo y la economía.

 

Frente a aquellos que apoyan la explotación de las arenas de alquitrán de Alberta diciendo que se necesita el petróleo y que el proyecto creará miles de empleos, sus detractores, entre ellos James Hansen, especialista de cambio climático de la NASA, explican que su explotación generaría un daño irreversible al medio ambiente, lo que significaría esencialmente el fin para el clima.

 

Dado que el oleoducto Keystone XL es un proyecto transnacional al involucrar a Canadá y Estados Unidos, las leyes estadounidenses establecen que el presidente tiene que declarar el oleoducto como proyecto de interés nacional y por ello los manifestantes se están congregando frente a la Casa Blanca para pedirle que lo vete. Para los protectores del medio ambiente, este es un momento decisivo para el presidente Obama ya que no tiene que enfrentarse al Congreso porque esta vez la decisión recae sola y exclusivamente en sus manos.

 

Hasta el 3 de septiembre se estarán reuniendo pacíficamente frente a la Casa Blanca unas 50 o 100 personas cada día, entre quienes este martes se encontraba la actriz, y que saben que serán arrestadas por trasgredir el perímetro de seguridad.

 

Daryl Hannah ya ha sido arrestada en el pasado por apoyar otras causas a favor del medio ambiente, ya sea en contra de proyectos mineros o para evitar el desalojo de granjeros de un terreno.

 

Queda esperar la decisión del presidente Obama respecto de este gran oleoducto.

 

 

Más información NY Daily News

 

www.miabogadoenlinea.net