Activision, la empresa creadora y comercializadora de los videojuegos Guitar Heroe y su secuela Band Heroe, tienen una nueva demanda, esta vez de Adam Levine, cantante de Maroon 5 y participante en el popular programa de concursos de NBC The Voice.

 

No es la primera demanda ni será la última que Activision recibe de parte de artistas que inicialmente otorgaron su consentimiento para que sus voces y música fueran utilizadas en el videojuego, pero que ahora demandan porque la empresa no respetó el contrato.

 

En su demanda Adam Levine acusa a Activision de inducir al engaño, incumplimiento de contrato, violación de normas de publicidad y prácticas o actos ilegales de comercio pues asegura que el videojuego de Band Heroe explota su voz y características físicas  para potenciar las ventas del mismo.

 

Levine firmó un acuerdo inicial con Activision en el que permitía el uso ilimitado de su voz y características físicas en el videojuego de Guitar Hero, previa aprobación del cantante.

 

Pero de acuerdo con Levine, en Band Heroe se permite que se utilice su voz y características físicas para que el jugador pueda crear un avatar, que interprete canciones de otros artistas que no son aprobados por Adam Levine. Además se permite que un jugador con un avatar parecido físicamente a él pueda cantar con una voz diferente a la suya.

 

En la demanda trascendió que Activision ha contratado con otros artistas el uso de su voz y semejanzas físicas para crear su juego Band Heroe, pero pagando una cantidad superior a la pactada con el cantante de Maroon 5.

 

En la demanda no se especifica el monto de los daños que solicita Adam Levine.

 

La empresa tiene otro proceso en curso iniciado por Gwen Stefani y No Doubt por razones semejantes. En su defensa la empresa argumentaba la libertad de expresión, pero una corte apelaciones desechó esa defensa.

 

 

Más información THR,esq.

 

www.miabogadoenlinea.net