Después de haber declarado que no se arrepentía de haber robado en Saks hace siete años porque no había dañado a nadie, Winona Ryder regresa a las andadas pues parece ser que ahora sustrajo un brazalete valuado en $124 mil dólares.

 

Esta joya le fue prestada por Bulgari para que la usara en una recepción, pero después de la velada se le pierde la pista a la joya y no se sabe si la regresó en la recepción del hotel, si la dejó olvidada o si se le olvidó regresarla.

 

En el 2001, como recordábamos, robó ropa y otros artículos con valor de $5,500 dólares de la tienda Saks Fifth Avenue y por este delito fue condenada a tres años de libertad condicional, a 480 horas de servicio comunitario y al pago de una multa de $3,700 dólares, más terapia psicológica. Tras las consabidas apelaciones, en el 2004 los cargos fueron retirados y se redujeron a delitos menores.

 

Pobre Winona porque en este asunto le han aplicado el refrán de crea fama y échate a dormir.

Fuente El Diario Córdoba 

miabogadoenlinea.net
Pin It