En Inglaterra ya iniciaron los procesos en contra de los cientos de personas acusadas de manifestarse violentamente en diciembre del año pasado por el alza a las matrículas estudiantiles.

 

El 9 de diciembre, el propio príncipe Carlos y su esposa, Camila, duquesa de Cornwall, fueron testigos de los ánimos y pasiones encendidas de estos estudiantes cuando al trasladarse hacia en teatro en el West End de Londres, una turba de estudiantes atacó el vehículo en que se transportaban.

 

Uno de estos atacantes fue Charlie Gilmour, estudiante de 21 años de la Universidad de Cambridge, e hijo de David Gilmour, guitarrista de Pink Floyd.

Esta semana inició el proceso en contra de este estudiante por manifestación violenta y se fijo fecha de audiencia para el 26 de abril. Los cargos se fincaron porque supuestamente Gilmour arrojó un bote de basura sobre el automóvil que transportaba al personal de seguridad del príncipe y se sentó sobre el cofre del mismo.

 

Gilmour se disculpó por sus actos al día siguiente de las manifestaciones, y señaló que había actuado en “un momento de idiotez”, pero ese momento de idiotez lo tiene sujeto a proceso.

 

Charlie Gilmour es hijo biológico del poeta y guionista Heathcote Williams, pero cuando su madre, la periodista y escritora Polly Samson, se casó con David Gilmour, éste lo adoptó.

 

 

Más información Guardian

 

www.miabogadoenlinea.net