Vince Neil, cantante de la banda metalera Motley Crue, está arreglando sus asuntos personales para que el mundo pueda seguir rodando sin él durante las dos semanas que estará en prisión y las dos siguientes que estará bajo arresto domiciliario.

 

Esa es la sentencia que le dictó un juez de Las Vegas, Nevada, después de que el rockero se declarara culpable de manejar bajo los efectos del alcohol en junio pasado, lo que hizo a menos de una semana de haber dicho a la prensa que llevaba 20 años libre de drogas y que ya no abusaba del alcohol.

 

La buena noticia es que se le dejará festejar su cumpleaños número 50 con su familia ya que se tiene previsto que inicie su tiempo en prisión a mediados de febrero, una semana después de haber cumplido medio siglo de vida.

 

No es la primera vez que Neil es condenado a prisión. Cuando tenía 25 años estuvo involucrado en un accidente automovilístico, en el que resultó muerto su acompañante, el baterista de otra banda, Hanoi Rocks. En esa oportunidad estuvo 20 días en una prisión en California y tuvo que pagar a los familiares del baterista 2.5 millones de dólares como compensación.

 

Es de esperarse que esta vez sí comprenda que no se debe beber y conducir un vehículo, como lo señaló en un comunicado de prensa que dio a conocer a través de su representante.

 

Más información NY Daily News

 

www.miabogadoenlinea.net